Inicio » Inminente poner fin a oleada de violencia contra las mujeres: defensores de derechos humanos

Inminente poner fin a oleada de violencia contra las mujeres: defensores de derechos humanos

Por Silvia Magally

Al celebrarse el próximo 25 de noviembre el Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres, las agresiones físicas y la muerte continúan golpeando a la población femenina, fenómeno que hoy se evidencia con el asesinato de la defensora de derechos humanos, Digna Ochoa, crimen que consternó tanto a la sociedad mexicana como a la comunidad internacional.

A casi un mes de la ejecución de la abogada, el procurador capitalino, Bernardo Bátiz, rindió un informe al presidente Vicente Fox en cuanto a las líneas de investigación que se están siguiendo para esclarecer esta muerte.

En tanto, el próximo 26 de noviembre, el gobierno federal rendirá cuentas acerca de este deplorable crimen ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con sede en Washington. En esta audiencia además se prevé estén presentes integrantes del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro (PRODH).

Para el PRODH, “la ejecución de Digna Ochoa devela, a todas luces, las deudas pendientes que el Estado mexicano tiene para la sociedad que anhela que el respeto de todos sus derechos sean una realidad concreta y cotidiana”.

Entre esos “pendientes” figuran otras muertes, las de las mujeres de Ciudad Juárez, crímenes que vienen ocurriendo desde hace siete años, y que hoy requieren la movilización de la sociedad entera y de defensores de derechos humanos, para exigir que de una vez por todas se detengan estos asesinatos, en su mayoría, en contra de mujeres trabajadoras de las maquilas de la frontera norte.

La historia registra otros hechos violentos contra las mujeres, como el caso de la comunicadora Lourdes Diaque, quien en vida dedicó su espacio radiofónico a la defensa de los derechos de las mujeres, trabajando muy de cerca con organizaciones feministas.

Lourdes fue asesinada el 1° de enero del 2000 y su cuerpo fue encontrado en las inmediaciones de la delegación Alvaro Obregón de la ciudad de México.

Asimismo, quien no recuerda, el crimen de Norma Corona, quien fuera presidenta de la Comisión de Derechos Humanos en Sinaloa, asesinada a balazos el 21 de mayo de 1990 en la Universidad Autónoma de aquella entidad. El tiempo descubrió que sus ejecutores pertenecían a la Policía Judicial Federal y que el autor intelectual había sido el exprimer comandante de la Policía Judicial Federal (PJF), Mario Alberto González Treviño.

El domingo 17 de junio de 1990 cayó muerta de un tiro, frente a su domicilio, la jueza penal de Jojutla, Reyna Ocampo Rojas. Fue ejecutada por familiares de un procesado a quien iba a dictar sentencia.

También figura en “la lista negra”, Libertad Hernández, titular del Programa Estatal de la Mujer en el estado de Veracruz.

Ante la oleada de violencia contra las mujeres, ayer como hoy, las defensoras de los derechos humanos y activistas feministas reclaman al presidente Fox su intervención ante el creciente número de mujeres que continúan siendo víctimas de la violencia en el país.

Por otro lado, al celebrarse este año el décimo aniversario de los 16 días de activismo de la violencia hacia las mujeres, alrededor del mundo crece el movimiento que trabaja sin descanso por eliminar la violencia hacia este sector de la población.

En el curso de estos años, la red de los 16 días, se ha multiplicado por lo que actualmente cuenta con la participación de más de 800 organizaciones de 90 países.

Las activistas de los derechos humanos de las mujeres han empleado el periodo de los 16 días para crear un movimiento que ha aumentado la conciencia pública acerca de la gravedad que representa la violencia que se ejerce en contra de la población femenina.

Así, el movimiento que trabaja para asegurar mejores protecciones para las sobrevivientes de la violencia, hace un llamado a fin de eliminar la violencia hacia las mujeres, empleando como estrategia la organización de personas y grupos de todas partes del mundo con miras a erradicar la distintas formas de violencia, vistas como violaciones de los derechos humanos.

Además, en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres, la Red por la Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe (RSMLAC) lanzó su campaña “Violencia contra las mujeres, un problema de todas y todos”, exhortando a prevenir y denunciar la violencia sexual.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en todo el mundo una de cada cinco mujeres se ha visto forzada a practicar el sexo contra su voluntad en algún momento de su vida. Independientemente de la región geográfica o de la cultura, se estima que entre 40 y 60 por ciento de los casos de abuso sexual ocurre en mujeres menores de 16 años.

Estudios realizados en 18 países del mundo, reportan una historia de abuso sexual desde acoso hasta violación e incesto de entre siete y 34 por ciento de las niñas y entre tres y 29 por ciento de los niños.

De acuerdo con la RSMLAC, la violencia sexual no sólo es la violación, pues se asume de distintas formas, desde los abusos y tocamientos indeseados hasta la violencia sexual e incesto, incluyendo la violación conyugal.

Implica también el hostigamiento sexual, tráfico de mujeres, niñas y niños, mutilaciones genitales, esclavitud sexual; violaciones masivas, torturas sexuales en tiempos de guerra hasta violaciones a mujeres y niñas refugiadas y desplazadas.

Este tipo de violencia –advierte la red– causa serios efectos en la salud de las víctimas y sus consecuencias son de tal magnitud que pueden perdurar varios años y se refieren a lesiones leves y graves, incluso con resultado de muerte. Contagio de infecciones de transmisión sexual tal como el VIH/Sida, sífilis, gonorrea, virus del papiloma humano (vinculado con el cáncer cérvico-uterino), dolores pélvicos y problemas ginecológicos diversos.

Además, la violencia sexual se vincula con embarazos no deseados que pueden derivar en abortos clandestinos e inseguros o interrupciones de embarazo forzadas; secuelas graves en la salud mental tales como síndrome de estrés postraumático, depresión, insomnio, adicciones, dificultades en la vida sexual futura y suicidios.

En su “llamado a la acción, la red enfatiza que la violencia sexual es un tema de derechos humanos fundamentales que están siendo violentados a partir de la situación de iniquidad y desigualdad que afecta a las mujeres en nuestras sociedades.

Finalmente, la RSMLAC llama a denunciar la violencia sexual, como único camino para lograr el castigo para los agresores, tras exigir a los gobiernos de la región a trabajar en la prevención, sanción y erradicación del fenómeno.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: