Inicio Inmujeres, de nuevo bajo sospecha

Inmujeres, de nuevo bajo sospecha

Por Rafael Maya

La diputada federal Malú Micher, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), advirtió hoy que en caso de que se compruebe el presunto tráfico de influencias de la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Patricia Espinosa, su bancada demandará la estricta aplicación de la ley.

El Inmujeres de nuevo está en la mira del movimiento organizado femenino en México, luego de que la prensa reveló un presunto tráfico de influencias de la presidenta de esa institución, quien en 2002 otorgó dos contratos por más de 13 millones y medio de pesos para la organización de sendos eventos, a una empresa en la que laboraba su hija Patricia Parrodi.

En la organización de ambos actos –uno en Guadalajara y otro en Acapulco– el Inmujeres gastó 7.2 por ciento de los 184 millones de pesos que el instituto ejerció en 2002, según informó el diario Reforma, que reportó además que Patricia Espinosa gana al mes 143 mil 247 pesos, sueldo superior al del director de Pemex, de 139 mil 575 pesos.

Consultada por Cimacnoticias, la diputada perredista Malú Micher, quien es además vocal del Consejo Consultivo del Inmujeres, explicó que aunque “no es novedad” el problema financiero que padece esa institución, resulta “muy preocupante” que ahora se informe sobre un posible tráfico de influencias.

La legisladora se pronunció porque se investigue el caso, y apuntó que de comprobarse esa acción, Patricia Espinosa estaría violando la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos.

Micher lamentó que en las reuniones de la Junta de Gobierno del Inmujeres, integrada por su presidenta, secretarios de Estado, integrantes de los consejos Consultivo y Social e “invitados permanentes”, no se ponga atención a ese tipo de presuntas irregularidades.

Precisó que en la Junta de Gobierno no se analizan a fondo temas como el ejercicio presupuestal del Inmujeres, el cual ha sido objeto de severas críticas por parte de legisladoras y organizaciones civiles que han observado malos manejos financieros en la institución.

Agregó que tampoco la Junta de Gobierno ha prestado la debida atención a las observaciones que hace unos meses hizo la Auditoría Superior de la Federación (ASF) al instituto, sobre presuntas anomalías en el manejo de sus recursos.

La diputada perredista, quien se perfila como próxima secretaria de la comisión de Equidad y Género en la Cámara baja, adelantó que pugnará porque la LIX Legislatura –“y no sólo la comisión de Equidad”– esté al pendiente del ejercicio presupuestal del Inmujeres. Para este año, la Cámara de Diputados aprobó al instituto 231.7 millones de pesos.

INMUJERES: HISTORIAS OSCURAS

En enero pasado, la ASF hizo 19 observaciones al Inmujeres sobre presuntas irregularidades cometidas en 2002, respecto a la asignación y reporte de su presupuesto, pagos a sus trabajadores y trabajadoras, y “préstamos personales sin presentar la correspondiente propuesta a la Junta de Gobierno para su fijación”, entre otras.

El auditor superior de la Federación, Arturo González de Aragón, advirtió que el Inmujeres habría incurrido también en un subejercicio por unos 30 millones de pesos.

Para colmo, el ex diputado federal del PRD y ex secretario de la comisión de Vigilancia de la ASF José Magallanes Rodríguez, acusó al instituto de ser “cueva de amigos que van sólo por la nómina y los honorarios”.

Antes de que concluyera la anterior Legislatura, la comisión de Equidad y Género de San Lázaro citó a comparecer a Patricia Espinosa para que informara sobre el ejercicio presupuestal del Inmujeres en 2003. De último minuto, la funcionaria avisó que no acudiría a la reunión.

Según el diario Reforma, hasta mediados de julio de 2003 el Inmujeres aún no ejercía 29 millones de pesos de su presupuesto para este año. Aunque el Inmujeres habla de “transparencia” en la información sobre el ejercicio de sus dineros, los datos que proporciona la Secretaría de Hacienda en internet no especifican cuánto ha gastado el instituto hasta el momento.

La propia coordinación de Equidad Social de la bancada del PRD en San Lázaro advierte que el tercer informe de gobierno de Vicente Fox “no profundiza” sobre el presupuesto ejercido por el instituto.

Ahora pesa sobre el Inmujeres que justifique 16 observaciones que hizo la contraloría interna del instituto sobre los manejos financieros. Tales observaciones se refieren a auditorías internas realizadas entre enero de 2002 y marzo de 2003.

Por si fuera poco, el Inmujeres está en el ojo del huracán por sus constantes remociones de personal que han llevado, por ejemplo, a que el ex director de Ventas de la refaccionaría Excélsior de la ciudad de Guadalajara, Juan de Obeso Noriega, ocupe la dirección general de Planeación del instituto.

2003/RM/GMT/MEL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más