Inicio Inseguridad y negligencia causas, de muerte en minas

Inseguridad y negligencia causas, de muerte en minas

Por Soledad Jarquín Edgar

La zona carbonífera de Coahuila ha cobrado la vida de mil 662 mineros en los últimos 117 años, denuncia La Familia de Pasta de Conchos, una publicación realizada por las viudas y familiares de las 65 víctimas de la mina número 8, que explotó hace ya casi ocho meses.

La revista –de apenas unas páginas–, es una forma de denuncia ante el incumplimiento de acuerdos por parte de Industrial Minera de México (IMMSA) y el gobierno federal, que ni siquiera han podido rescatar los cuerpos de 64 de un total de 65 mineros que murieron en la explosión de metano y carbón el 19 de febrero pasado.

En el segundo número de la publicación La Familia de Pasta de Conchos se rinde un homenaje a los 12 mineros fallecidos hace cinco años en la mina La Morita, “que nos solidarizamos con sus familias, que sentimos el mismo dolor y compartimos la misma tristeza”.

Desde el primer accidente que ocurrió en la región carbonífera de Coahuila –que comprende seis municipios de esa entidad–, en El Hondo en 1889, donde fallecieron 300 mineros, hasta el último en Pasta de Conchos “las causas siempre han sido las mismas: condiciones inseguras y negligencia de quienes tienen la responsabilidad de cuidar la vida de los trabajadores”.

En la publicación, los familiares ?viudas, hijas e hijos, padres y madres- preguntan ¿Cuántas tragedias más tendrán que pasar para que los dueños de las minas, las autoridades y el sindicato se preocupen por la vida de los mineros del carbón, por la vida de quienes han hecho y siguen haciendo posible la modernización del país?

¿Cuándo les tocará a los mineros del carbón el turno de modernizar su forma de trabajo con todas esas tecnologías que aplican en otros países y mejoran su calidad de vida? ¿Cuándo se dará a sus vidas el respeto que merecen?

EL RESCATE

Desde el 19 de febrero en que explotó la mina número 8 en el ejido Pasta de Conchos, municipio de Sabinas, no se ha realizado el máximo esfuerzo para el rescate, denuncian los familiares, quienes demandan rapidez sin riesgos para los rescatistas y equipos adecuados.

También denuncian la desorganización de IMMSA –responsable de la tragedia–, empresa que ahora no ha dado a los rescatistas el equipo adecuado para “buscar entre lo desconocido a nuestros seres queridos” y tampoco dan mantenimiento preventivo a la maquinaria y herramientas que utilizan para que no fallen como ha sucedido hasta ahora.

LOS TRIÁNGULOS EXPLOSIVOS

En el mismo órgano informativo, los familiares denuncian que la combinación de oxígeno y el metano en rangos de 3.5 por ciento es flamable y en rangos del cinco por ciento hasta 18 por ciento es explosiva. Arriba de un 20 por ciento el gas metano se considera inerte, requiere de un indicador o alteración molecular para estallar.

Pero señalan que hay otra combinación en el triángulo, se trata del que forman la empresa, las autoridades y el sindicato, quienes crearon las condiciones de inseguridad que provocaron la tragedia que terminó con la vida de los 65 trabajadores en Pasta de Conchos y en las 28 explosiones más sucedidas en la zona y que han cobrado mil 662 vidas.

De pie y a pleno sol, mujeres y hombres esperan noticias sobre el rescate de los cuerpos en Pasta de Conchos, mientras personal de la empresa IMMSA los intimida tomándoles fotos y video, dice la publicación La Familia de Pasta de Conchos que desmiente también las declaraciones a los medios de comunicación que señalan que “los familiares están bien atendidos”.

Por el contrario, están molestos porque ahí estamos, porque ocupamos los pasillos, nos han quitado el agua y no tenemos sillas para sentarnos y retiraron las mantas de protesta que sobre el portón se habían puesto para exigir justicia.

SIN PENSION NI INDEMNIZACIÓN

La madre de Felipe de Jesús Torres Reyna, cuyo cuerpo es el único que ha sido rescatado, denuncia que no recibe ni indemnización ni pensión, a pesar de que IMMSA se comprometió a dar ese apoyo.

Lucía Reyna Oviedo, madre de Felipe de Jesús, explica en una entrevista que personas de Conciliación y Arbitraje le llevaron unos documentos para firmar. Antes fue visitada por el licenciado general de Hulla ?la empresa que subcontrata obreros para IMMSA- y le ofreció 15 mil pesos por la muerte de su hijo, “pero no acepté, estoy en espera de la pensión”.

Doña Lucía señaló que desde que le fue entregado el cuerpo de su hijo, la empresa le suspendió todo tipo de ayuda, como el sueldo triple que cada semana les pagarían a las familias.

En la empresa ?dice la afligida madre- me dijeron que no me iban a pagar nada, que espere hasta que llegue la pensión y que cuando quisiera cobrara la indemnización, pero la Junta de Conciliación me dijo que no eran tan fácil, que tenían que hacer una averiguación previa.

El gobierno estatal de Coahuila, que había nombrado un “tutor” para cada familia de los mineros me dijo “que si no querían pagarme que pusiera un abogado, que cobraría un 10 por ciento del total de la indemnización”.

06/SJ/PR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más