Inicio Insuficientes, los programas de formación y empleo para mujeres en prisión

Insuficientes, los programas de formación y empleo para mujeres en prisión

Por la Redacción

Un estudio sobre la realidad de las presas en España y otros cinco países europeos advierte de los inadecuados programas de formación en las cárceles y de la falta de cooperación entre administraciones para favorecer la integración, informó hoy aquí Canal Solidario

La investigación, titulada Mujeres, integración y prisión. Un análisis de los procesos de integración sociolaboral de las mujeres presas en Europa, fue realizada por varios equipos en Alemania, Francia, Hungría, Inglaterra, Italia y España, que en cada país entrevistaron a una veintena de mujeres y a unas 25 personas relacionadas con el mundo penitenciario, la administración de justicia y las ONG que trabajan en este ámbito. Entre las principales conclusiones destacan la falta de programas adecuados para impulsar la educación y la formación laboral femenina dentro de las prisiones y los escasos recursos para ayudar a estas mujeres en su integración sociolaboral una vez cumplida su condena.

Según el estudio, en todos estos países las mujeres encarceladas vivían en condiciones de pobreza “muy fuertes” antes de ingresar en prisión. La mayoría eran madres solteras, tenían un nivel educativo muy bajo y, en algunos casos, problemas mentales o de farmacodependencia; muchas habían sido víctimas de violencia doméstica. “En todos los países, también en España, hay un importante número de mujeres inmigrantes en la cárcel, así como de mujeres de etnia gitana”, explica Herta Toth, investigadora del Centro de Estudios Políticos de la Universidad Central Europea de Hungría.

“En España también se da el caso de que muchas de las mujeres entrevistadas eran las únicas personas de su familia que aportaban dinero y estabilidad”, señala Herta Toth, quien advierte que normalmente las únicas personas que apoyan a las mujeres cuando están en prisión son los padres, ya que “los vínculos con el resto de la familia y los amigos se ven afectados”.

En todo este tiempo, las mujeres pueden acceder a programas de educación y formación profesional que, aunque se han puesto en marcha en los distintos países, en ninguno consiguen preparar a la mujer para su reinserción. Según Herta Toth, “para las mujeres participar en estos programas supone pasar el tiempo y ganar algo de dinero para enviar a sus hijos, pero están convencidas de que no les ayudará cuando salgan de la cárcel”. La mayoría de las veces se apuesta por trabajo en líneas de montaje o de limpieza y no se potencia el empleo fuera del centro penitenciario, experiencia que cuando se ha llevado a cabo ha obtenido resultados muy positivos.

DIFICIL INTEGRACION EN EL MUNDO LABORAL

“Cuando salen de la cárcel, las mujeres están desorientadas, perdidas y pueden sufrir depresiones. Reciben muchas presiones, han de adaptarse a sus nuevas vidas y buscar un empleo”, añade la investigadora de la Universidad Central Europea de Hungría. En este contexto, encuentran muy poca ayuda de las administraciones públicas, y el apoyo psicológico y formativo que recibieron en prisión es “insuficiente”.

“La mayoría se esfuerzan mucho por encontrar un trabajo, pero muy pocas consiguen un empleo regular y estable”, advierte Herta Toth, quien explica que, en todos los países investigados, la inseguridad de las mujeres que salen de prisión aumenta “a causa de los trabajos temporales”. Todas estas dificultades, sumadas al “estigma” que han de soportar por haber estado en la cárcel, las lleva a la economía sumergida.

Entre las causas de esta situación, el informe destaca sobre todo “la falta de cooperación entre las administraciones” y el hecho de que las cárceles “piensan que su trabajo termina en la puerta y que no hay conexión entre lo que pasa dentro y fuera de ellas”. En esta línea, el documento alerta que la existencia en estos países de más o menos ONG que trabajan con las mujeres en prisión no modifica mucho las cosas. De hecho, “que haya más ONG no es la solución ya que, además de que cuentan con pocos recursos, se trata de un problema de carácter estructural”, afirma Herta Toth.

LA SITUACION EN ESPAÑA

En el caso de España, la situación no difiere demasiado del resto de países analizados. En las prisiones hay una “sobrerrepresentación de mujeres extranjeras, mujeres gitanas, farmacodependientes, que han padecido violencia y mujeres sin recursos”. Sin embargo, “no hay un reconocimiento por parte de los centros penitenciarios de las diferentes necesidades que tienen las presas”.

Según el informe, que en España ha sido elaborado por la Asociación de Mujeres para la Inserción Laboral (SURT), las medidas existentes sobre educación, formación y empleo suelen ser “discriminatorias” y siguen “estereotipos de género”. Asimismo, todos estos programas “no potencian el desarrollo de habilidades básicas” para cuando las mujeres salgan de la prisión y, en el marco de los trabajos dentro de los centros penitenciarios, todavía existen diferencias “discriminatorias” en los salarios que reciben presos y presas.

De hecho, el informe va más allá y afirma que las medidas educativas y de formación a las que las mujeres pueden acceder en los centros penitenciarios se dirigen más a priorizar el mantenimiento del orden interno que a la inserción laboral de las presas. Así, se abordan cuestiones como la educación y el apoyo psicológico “como una herramienta para entretener y disminuir el nivel de conflictividad”, advierten desde SURT.

Por otro lado, SURT recomienda más apoyo integral para la inserción laboral de las mujeres que salen de la prisión, impulsar las empresas de inserción como puente para su integración sociolaboral y aumentar los recursos para estas empresas y para las organizaciones que apoyan el proceso de inclusión de estas mujeres.

05/GM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content