Inicio Invertir más en combate a MM que en atención de males crónicos

Invertir más en combate a MM que en atención de males crónicos

Por Anaiz Zamora Márquez

El gasto destinado contra enfermedades prevenibles como obesidad, diabetes e hipertensión desvía parte importante del presupuesto necesario para reducir las cifras de muerte materna (MM), único Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) que México no pudo alcanzar.
 
Así lo expuso el doctor Eduardo González Pier, subsecretario de Intervención y Desarrollo de la Secretaría de Salud, al participar hoy en la 30 reunión anual del Instituto Nacional de Perinatología (INPer) que lleva como tema “El origen perinatal de las enfermedades del adulto”.
 
En la conferencia “Impacto socioeconómico de las enfermedades crónicas no transmisibles”, el funcionario sostuvo que los recursos destinados para prevenir y atender enfermedades no deberían verse como un gasto, sino como una inversión redituable.
 
Explicó que se ha comprobado que los recursos que los países destinan para lograr mejores condiciones de vida, mediante inversión en nutrición, agua potable o recolección de basura, tienen un efecto favorable en la salud, al mismo tiempo que las adecuadas condiciones de salud en la población mejoran la productividad y el rendimiento educativo, condiciones vitales para el desarrollo económico de una nación.
 
González Pier señaló que en México buena parte del gasto en salud se destina a atender los problemas relacionados con enfermedades prevenibles como obesidad y diabetes, y no en atender los primeros años de vida de las y los mexicanos, lo que incluye reducir las tasas de MM, mortalidad neonatal e infantil.
 
Para el sistema de salud mexicano y la población en general –dijo– cada día es más difícil asumir el costo de las enfermedades crónicas no transmisibles.
 
Según cifras de la fundación IDEA, retomadas por el subsecretario, la diabetes tiene un costo actual de 96 mil millones de pesos, lo que equivale al 11 por ciento del gasto total en salud.
 
“La inversión es cada vez más costosa para atender estas enfermedades y estos son gastos que van a distraer recursos que se podrían destinar a combatir la mortalidad materna, meta en la que estamos rezagados con respecto a otros países”, dijo González Pier al recordar que México no alcanzó el ODM de disminuir a la mitad la cifra de MM registrada en 1990.
 
El subsecretario aseguró que la MM tiene un peso considerable dentro de las estimaciones de esperanza de vida al nacer, condición en la que México tampoco se ha acercado a los mejores desempeños mundiales, ya que mientras en Japón la esperanza de vida al nacer es de 83 años, en el país es de 74 años.
 
15/AZM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content