Inicio Inviable, línea de emergencia obstétrica para las indígenas

Inviable, línea de emergencia obstétrica para las indígenas

Por Guadalupe Cruz Jaimes

La alta incidencia de muerte materna (MM) entre mujeres indígenas, pobres y de comunidades rurales “difícilmente” disminuirá con la ayuda de la línea telefónica para emergencias obstétricas lanzada recientemente por la Secretaría de Salud (Ss), criticó la organización Kinal Antzetik.

Lina Berrio, directora de esa agrupación defensora de los derechos reproductivos, dijo a Cimacnoticias que el centro de atención telefónica 01 800 0 628 3762, anunciado en días anteriores por la Ss en su sitio web, es útil para las mujeres de zonas urbanas, pero para las indígenas y rurales “es complicado que tengan acceso a una línea telefónica propia y cuenten con esta información”.

La línea telefónica “01 800 0 MATERNA” fue creada para orientar a las mujeres en la detección de una emergencia obstétrica. Además de indicar los síntomas de riesgo, se informa sobre las unidades médicas cercanas a los domicilios de las usuarias, la ubicación de módulos y requisitos de afiliación al Seguro Popular.

El centro también recibirá y atenderá solicitudes de apoyo y quejas de las usuarias en caso de retraso o negación de la atención médica y trato inadecuado. El servicio se brinda de lunes a viernes de 8:00 a 21:00 horas, y a partir de 2012 se ampliará el horario para cubrir las 24 horas del día.

SERVICIO INSUFICIENTE

Berrio dijo que la nueva línea telefónica no soluciona la problemática de la MM, ya que los “cuellos de botella” para reducir las defunciones por complicaciones del embarazo, parto y puerperio están en la capacidad resolutiva de los hospitales de segundo nivel, y la falta de equipo o personal capacitado.

La activista aclaró que el servicio puede ayudar a que las usuarias del sector salud denuncien “la mala atención o maltrato por parte de los prestadores de servicios”.

De acuerdo con la Ss, alrededor de 15 por ciento de los embarazos y partos necesita cuidados obstétricos de urgencia, y por tanto atención médica inmediata, “ya que el retraso hace la diferencia entre la vida y la muerte”.

Según cifras oficiales, en México cada día se registran tres casos de MM. Tan sólo en 2010 se reportaron 992 defunciones, las cuales representan una razón de MM (RMM) de 51.5 decesos por cada 100 mil nacidos vivos.

LAS MÁS VULNERABLES

En Guerrero, entidad con alta población rural e indígena, la RMM se duplica a 103.2 muertes maternas por cada 100 mil nacimientos. Oaxaca y Chiapas afrontan una situación problemática: ambos estados están por encima de la media, con una RMM de 82.7 y 80.6, respectivamente

Cabe recordar que el quinto Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) –que México se comprometió a cumplir en 2015– señala que para mejorar la salud materna la RMM debe ser de 22 decesos.

En este escenario, la directora de Kinal Antzetik mencionó que el país debe invertir de manera importante en infraestructura y personal médico, pues la falla constante es la “saturación de los servicios”.

Un estudio de Fundar, Centro de Análisis e Investigación, señala que en 2009 en México sólo había 1.7 camas de hospital por cada mil habitantes.

La situación se agrava cuando se trata de quienes carecen de seguridad social, pues la relación se reduce a 0.63 camas por el mismo número de personas. La precariedad se agudiza aún más en las regiones marginadas, donde cuentan con apenas 0.3 camas por mil habitantes.

OTRAS ACCIONES

Un ejemplo de la falta de capacidad de respuesta ante la MM es que de los 992 casos registrados en 2010, el 39.1 por ciento de las mujeres sin seguridad social tenía SP, lo que significa que estar afiliadas a este servicio no les garantizó la salud materna.

Lina Berrio señaló que las estrategias que han resultado favorables contra la MM son las que se desarrollan a nivel comunitario, tales como las “madrinas obstétricas” (parteras), quienes fortalecen las redes locales, informan a las mujeres cuáles son los síntomas de riesgo y a dónde pueden acudir en caso de presentarlos.

La activista demandó mayor inversión para reducir la MM, y criticó que en el presupuesto para 2012 los montos para el rubro apenas aumentaron en 13 millones de pesos, cantidad que calificó como “irrisoria” en comparación con la magnitud del problema.

11/GCJ/RMB/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más