Inicio Inviable trabajo decente si persiste violencia contra las mujeres

Inviable trabajo decente si persiste violencia contra las mujeres

Por la Redacción

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) llamó a los Estados parte que garanticen a las mujeres trabajo en condiciones de libertad, dignidad y seguridad.
 
Este 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, el director general de la OIT, Guy Ryder, envió un mensaje para expresar que “el trabajo decente no puede existir en un ambiente de violencia para las mujeres”.
 
Recordó que la creación de trabajos decentes es una meta incluida en el Programa para el Desarrollo Sostenible 2030, que pretende que mujeres y hombres estén en posibilidades de trabajar en condiciones de libertad, dignidad y seguridad.
 
El director de la OIT manifestó que la protección para evitar la violencia de género en el trabajo es una cuestión de derechos, bienestar y productividad; y observó que mientras exista la violencia de género, los objetivos de la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030 no se cumplirán.
 
La OIT detalló que frecuentemente las mujeres son “desproporcionadamente” afectadas por la violencia laboral, lo que genera “fuertes” desigualdades, y socava el potencial de desarrollo de las personas.
 
Por eso, la instancia urgió a las y los actores del mundo del trabajo a hacer frente a la cultura de discriminación que solapa y hace persistir la violencia contra las mujeres en el ámbito laboral.
 
Los medios para combatir ese flagelo –expresó la OIT– ya existen y son los contratos colectivos, los marcos legales y las estadísticas desagregadas por sexo que prueban la incidencia de la violencia en el trabajo.
 
La violencia de género es una prioridad en la agenda laboral al grado de que en 2014 la OIT formuló la Iniciativa del Centenario sobre Mujeres en el Trabajo, con la que pretende que en 2016 se convoque a una reunión de trabajadoras y trabajadores, empleadoras y empleadores, gobiernos y especialistas en violencia, que sentará las bases para acciones futuras.
 
De acuerdo con datos de la OIT, más de seis mil personas (entre mujeres y hombres) mueren a diario en todo el mundo como efecto del estrés, la sobrecarga de trabajo, la discriminación, el hostigamiento y el acoso sexual, y otras consecuencias derivadas de la violencia laboral.
 
Las mujeres –ha señalado la OIT este 2015– están más expuestas a riesgos psicosociales derivados de la violencia y la discriminación, principalmente las trabajadoras que se dedican a profesiones sanitarias, en las guarderías, las trabajadoras del hogar, en el sector turismo, la industria textil y manufacturera, las peluquerías y la agricultura. 
 
A estos efectos se suma que a nivel mundial la tasa de participación femenina en la fuerza laboral es de 50 por ciento frente a 77 por ciento de los hombres, y que ellas ganan sólo 70 por ciento del salario total que perciben sus pares varones, según la OIT.
 
15/AJSE/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content