Inicio » Joven procesada por abortar logra libertad condicional

Joven procesada por abortar logra libertad condicional

Por Patricia Mayorga, corresponsal

Una joven que fue detenida por abortar en esta ciudad fue sentenciada a un año de prisión, pero logró la libertad condicional por lo que tendrá que acudir a firmar ante el juzgado de manera periódica.

El pasado 24 de octubre, Pamela, de 22 años de edad, fue detenida y sometida a proceso penal tras llegar a un hospital para ser atendida por un aborto en proceso.

La Fiscalía General del Estado (FGE) reportó que médicos del Hospital General de la entidad denunciaron a la joven, quien decidió interrumpir un embarazo de cuatro meses.

Al día siguiente, el 25 de octubre, Pamela fue puesta a disposición de la FGE, instancia que la llevó ante un juez de Garantía, y la defensa solicitó el procedimiento abreviado, es decir, ella aceptó su culpabilidad para que la sentencia se agilizara y fuera tres tercios menor, tal y como lo permite el Código Penal estatal.

René Medrano Carrasco, coordinador de Comunicación Social del Supremo Tribunal de Justicia del estado, precisó que la condena condicional en el caso de Pamela es acudir a firmar ante el juzgado de manera periódica.

Se aplicó esa condena porque la sentencia es menor y la joven no tiene antecedentes penales. Ella fue la única a quien le fincaron cargos, ya que el novio no sabía de su decisión, de acuerdo con el expediente 2518/11.

Según el artículo 145 del Código Penal del estado, la joven pudo haber sido sentenciada hasta con cinco años de prisión.

La legislación local sólo permite el aborto en caso de violación, cuando el producto presente malformaciones o cuando la vida de la mujer embarazada esté en riesgo.

LA HISTORIA

El pasado 24 de octubre, Pamela estaba en la casa de su novio y se disponían a ver películas cuando ella presentó un dolor intenso en el vientre.

Esa noche fue ingresada al Hospital General Salvador Zubirán para ser atendida. Cuando el médico la revisó se dio cuenta de que estaba embarazada y que el producto estaba saliendo del vientre.

Al revisarla, el médico se percató de que del óvulo salía una pastilla diluida. La joven explicó que se había suministrado cuatro pastillas Cytotec, un método encontrado por internet para interrumpir el embarazo.

La joven detalló que falsificó una receta médica y le pidió a otra persona que comprara las pastillas en la farmacia, cuyo costo es de mil 500 pesos.

Pamela tenía 16 semanas de gestación y el médico la denunció ante el Ministerio Público, informó Eduardo Esparza, vocero de la Fiscalía Zona Centro del estado de Chihuahua.

11/PM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: