Inicio » Jubilada de Mexicana pide que gobierno firme solución a pensiones

Jubilada de Mexicana pide que gobierno firme solución a pensiones

Por Adriana Franco Rosales
mexicana02cesarmartinez

A diez días de que Dulce María Mejía Pérez, sobrecargo jubilada de Mexicana de Aviación, inició una huelga de hambre en protesta por no haber recibido su pensión desde agosto de 2012, anunció que este día sostendrá una reunión con funcionarios de la Secretaría de Gobernación (Segob), en la que espera recibir un compromiso por escrito para resolver su situación.

El lunes de la semana pasada Dulce María se instaló junto a su compañero Rogelio Martínez López frente a los mostradores de la extinta aerolínea, en la Terminal 1 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), en protesta por la falta de pago de sus pensiones, conflicto que comparte con más de 600 sobrecargos jubiladas.

En agosto de 2010, Dulce y sus compañeras aceptaron reducir su pensión de 32 mil a 9 mil pesos mensuales para solidarizarse con el rescate de la aerolínea. Sin embargo, la empresa suspendió actividades sin resolver la situación de las y los jubilados, en su mayoría mujeres, quienes desde hace ocho meses dejaron de percibir su prestación económica.

Entrevistada por Cimacnoticias Dulce señaló que su objetivo es que el Gobierno Federal se comprometa por escrito a pagarle su pensión, que sólo de esa forma terminará con la huelga de hambre y levantará el campamento antes de que inicie la temporada vacacional.

“Nuestra meta es que el gobierno tome cartas en el asunto, que nos apoye para obtener nuestra pensión y bienestar. Yo quiero hechos no palabras, por eso me gustaría que ellos hicieran un escrito donde se comprometan a ayudarnos, solamente así me voy de aquí, porque entonces dormiré tranquila al saber que los jubilados obtendremos nuestro dinero”, expresó Dulce.

El día de ayer se reunió junto con diez de sus compañeras y compañeros con un representante de la Segob con quien acordaron una cita para esta tarde en las oficinas de Bucareli y buscar una solución.

Respecto al fideicomiso de Mexicana para las y los trabajadores jubilados, que está valuado en 69 millones de pesos y que, según la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA), está congelado para separarlo de los activos en venta del concurso mercantil para la adquisición de la aerolínea, Dulce expresó que no quieren que ese dinero se toque porque son sus ahorros.

“Lo que quiere la empresa es pagarnos las pensiones que nos debe de nuestros propios ahorros y eso es lo que no queremos porque es nuestro dinero y ahí no tienen por qué meter mano ellos. Lo puede apartar para que sea solvente y crezcan nuestros fondos pero lo que no debe hacer es romper nuestro cochinito cuando es su obligación pagarnos”, aseveró la huelguista.

Respecto al apoyo recibido durante estos días de ayuno, Dulce comentó que los visitó la diputada perredista Dinorah Pizano Osorio, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, quien “le aseguró” que el jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera dará seguimiento a su caso.

También acudió a constatar las condiciones de salud en las que se encontraban ambos huelguistas la visitadora adjunta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Patricia Lemus Navarrete,  quien llegó cuando a Rogelio Martínez se lo llevaban al servicio médico del AICM, porque se le subió la presión ante la falta de alimentos.

En 2011 la aerolínea suspendió actividades lo que dejó sin empleo a 8 mil 687 trabajadoras y trabajadores.

En el Sindicato Nacional de Trabajadores de Transportes, Transformación, Aviación, Servicios y Similares (SNTTTASS) había 2 mil 500 empleados que conformaban el personal de tierra, de los cuales las mujeres representaban el 40 por ciento.

En la Asociación de Sindicatos de Pilotos de Aviación (ASPA) el personal contratado por Mexicana sumaba mil 168 personas, de las cuales 27 eran mujeres. Mientras que en la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) había mil 500 empleados que laboraban para esa aerolínea, de los cuales el 70 por ciento eran mujeres.

Además de la pérdida de 8 mil 687 empleos directos, las organizaciones sindicales calculan que con el cierre de la empresa se perdieron 200 mil fuentes de trabajo indirectas. De igual modo, la entrada de Mexicana en concurso mercantil perjudicó a la industria aérea nacional y favoreció a la extranjera.

13/AFR/ LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: