Inicio Juicio en Bagdad contra militares de EU por violación

Juicio en Bagdad contra militares de EU por violación

Por la Redacción

Mientras estábamos jugando a los naipes y bebiendo un whisky, surgió la idea de ir a una casa iraquí, violar a una mujer y matar a su familia, es la declaración del sargento Paul Cortéz, de 23 años de edad, uno de los militares acusados en el proceso que se abrió el domingo en Bagdad por un supuesto caso de violación y asesinatos ocurridos en la ciudad de Mahmudiya (30 kilómetros al sur de Bagdad) en marzo pasado.

Dos agentes especiales del Ejército de Estados Unidos empezaron a relatar ayer las versiones de los hechos dadas por tres militares en un proceso que debe decidir si son llevados a un consejo de guerra y condenados a muerte.

El agente especial Benjamín Bierce refirió al tribunal el resultado de su entrevista con James Barker, uno de los acusados.

Según Barker, los soldados encerraron a un matrimonio y a su hija de seis años en una habitación de su casa y se quedaron en el salón con la hija mayor, de 14 años. Barker le sujetó las manos y el sargento Cortéz la violó o lo intentó, se informó en un despacho de Mujeres en Red.

Luego, los dos intercambiaron posiciones y Barker intentó violar a la joven, aunque tampoco recuerda si lo consiguió. Entonces Barker oyó disparos en la habitación donde estaba la familia, de donde salió el soldado Steven Green, quien sí violó a la chica mientras la sujetaba Cortéz. Después, Green regresó con un fusil de asalto AK-47 y disparó a la adolescente, relató Barker.

Green, de 21 años, no comparece en el proceso de Bagdad. Se enfrenta a los mismos cargos de violación y asesinato múltiple ante un tribunal federal de EU. Este soldado fue expulsado del Ejército por sufrir trastornos de la personalidad y se declaró inocente en su momento.

En Bagdad son juzgados Barker, de 23 años; Cortéz, de la misma edad, y Bryan Howard, de 19 años. Asimismo, un quinto militar, el sargento Anthony Yribe, es acusado de negligencia y de haber redactado un informe falso.

El caso, el quinto abierto por el Ejército estadounidense en Irak por crímenes cometidos por sus soldados contra la población civil, ha desatado la cólera de los iraquíes.

El primer ministro, Nuri al Maliki, ha llegado a pedir que se revise el estatuto de inmunidad del que se benefician los soldados extranjeros en Irak.

06/LR/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más