Inicio » Justicia española condenó a cinco hombres por abuso sexual

Justicia española condenó a cinco hombres por abuso sexual

Por Sonia Gerth
8demarzo2014_02cesarmartinezlopez

La Audiencia Provincial de Navarra, España, condenó a nueve años de prisión a cinco hombres, conocidos como “La Manada”, por el delito de robo con intimidación y abuso sexual continuado, es decir, realizado en repetidas ocasiones, contra una joven que acusó violación sexual.

El fallo de este 26 de abril provocó que miles de personas salieran a las calles en todo el país en rechazo de la sentencia. La indignación surgió porque la Fiscalía pidió 22 años y 10 meses de cárcel por este caso de violación sexual cometido durante las fiestas de San Fermín, en la ciudad de Pamplona, en 2016, pero solo se condenó a los culpables por abuso sexual.

El caso de “La Manada” es uno de los más conocidos de violencia sexual en España en los últimos años. El 7 de junio de 2016, durante las fiestas locales, caracterizadas por las carreras con toros, los cinco hombres de entonces entre 24 y 27 años acorralaron a una joven de 18 años.

“La Manada”, conocida así porque era el nombre de un grupo de WhatsApp en el que planeaban violaciones y en el que se vanagloriaron después de los hechos de 2016, compartió los videos de la violación sexual y los subió al internet.

En una calle jalaron a la joven para acorralarla en un pasillo muy estrecho, los cinco la violaron repetidamente. La víctima, según su relato ante la corte, se bloqueó y ante la violencia cerró los ojos, no habló, no gritó. Quería que todo pasara cuanto antes.

Después del crimen, los hombres la dejaron tirada en la calle, desnuda, y le robaron el teléfono móvil para que no pudiera llamar a la policía. Sin embargo, argumentaron ante la Corte que fue sexo consentido y pidieron absolución.

La sentencia de la Audiencia de Navarra reconoció que las prácticas sexuales se realizaron sin la “aquiescencia” de la denunciante, quien se vio sometida, pero consideró que no hubo violencia o intimidación. Estos dos últimos elementos son necesarios para que los hechos delictivos califiquen como violación sexual, según el Código Penal español.

La resolución indignó a los muchos colectivos feministas. En varias ciudades españolas se organizaron marchas para demostrar la indignación con el fallo. En las afueras de la audiencia, centenares de mujeres esperaron con las manos pintadas de rojo, símbolo contra las agresiones sexistas.

Las mujeres gritaron: “Es violación, no es abuso”, informó la prensa española u diarios como El País. Por lo menos diez mil personas se congregaron ante el Ministerio de la Justicia en Madrid para manifestar contra la sentencia, de la misma manera, hubo protestas en Barcelona, Sevilla, Valencia, Bilbao y otras ciudades más.

En redes sociales, se hizo viral el Hashtag #NoEsNo, con 172 mil tuits, tanto como #YoSiTeCreo, lema con el que las feministas respaldaron a la víctima desde que ocurrieron los hechos en 2016, y #Noesabusoesviolación. “Se sintió acorralada, agazapada, sin capacidad de reacción… pero ‘sin intimidación’?”, se preguntó un usuario.

Otra explicó: “Leída la sentencia no es que dé vergüenza, es vomitiva. Machista y retrógrada. A la víctima de La Manada le han vuelto a violar hoy.”

El diario El País citó a la vicepresidenta de la asociación de mujeres juristas Themis, Altamira Gonzalo, que dijo estar “en profundo desacuerdo” con la sentencia. Explicó que “desde la experiencia humana es una contradicción tremenda. Había cinco personas mucho más mayores y fuertes contra una absolutamente indefensa y a esas horas de la noche. Es intimidatorio a todas luces, no puede solventarse con un delito de abusos sexuales que está previsto para casos fugaces como ir por la calle y que te toquen el trasero”.

Cabe mencionar que hubo un magistrado, Ricardo González, que emitió un voto discrepante. Él pidió la absolución de los acusados, argumentando que en las grabaciones del acto, que los cinco agresores hicieron, el rostro de la joven muestra una “innegable expresión relajada, sin asomo de rigidez o tensión” y que incluso, de los gestos, expresiones y sonidos que emite ella se desprende “excitación sexual”.

El magistrado González es blanco de críticas para la mayoría de las personas que rechazan la sentencia, una resolución que califica a la justicia española como patriarcal y por lo que ahora demandan reformas que garanticen justicia.

Desde ayer, la plataforma Change.org ha recogido más de 700 mil firmas que piden inhabilitar a los magistrados encargados del juicio. La Fiscalía de Navarra declaró este 27 de abril su desacuerdo con el fallo y que recurrirá al Tribunal Superior de Justicia de Navarra.

18/SG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más