Inicio Juzgados contra violencia doméstica, saturados

Juzgados contra violencia doméstica, saturados

Por la Redacción

“Saturados o muy cargados de trabajo”, declaró esta semana Montserrat Comas, presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial en Madrid, al referirse al panorama actual de los juzgados.

En sus tres primeras semanas (desde el 29 de junio, día en que se pusieron en marcha, y hasta el pasado 19 de julio) los 434 juzgados especiales recibieron 2 mil 802 denuncias, han dictado 243 órdenes de protección y se han denegado sólo 17, informó el Servicio de Noticias de la Mujer

El Ministerio de Justicia reconoce el exceso de trabajo en algunos juzgados especializados en luchar contra la violencia machista. Lo imputa, en parte, a un “efecto llamada” y promete soluciones rápidas, como la creación de juzgados provisionales, tanto en Barcelona como en Madrid.

Los tribunales superiores de justicia de estas comunidades autónomas denunciaron, días atrás, la sobrecarga que padecen sus juzgados, dedicados sólo a combatir la violencia que padecen las mujeres a manos de sus parejas o ex parejas. Estos órganos comenzaron a funcionar el pasado 29 de junio, cuando entraron en vigor los últimos títulos pendientes de la ley integral contra la violencia de género, aseguró el rotativo El País.

Otros seis juzgados se encuentran bien cargados también en Málaga, Valencia, Granada, Sevilla, Palma de Mallorca y Alicante. Allí es frecuente que jueces y funcionarios deban prolongar sus jornadas laborales. La presidenta Comas asegura que las tres capitales vascas tienen una carga de trabajo razonable. Los de Murcia, Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife no han ofrecido datos sobre su situación.

“Los juzgados especializados en violencia sobre la mujer están recibiendo una gran demanda de justicia”, reconoce el director general de Relaciones con la Administración de Justicia, Ricardo Bodas. “Esto es una prueba de que se trataba de una demanda social y de que se ha acertado con su creación”, añade.

“Si el aumento de la demanda fuera imparable, se adoptarían soluciones de emergencia”, afirmó Bodas.

Por su parte, también la recién nombrada fiscal de sala para la violencia contra la mujer, Soledad Cazorla, ha expresado su preocupación por el exceso de trabajo que padecen los juzgados de violencia.

05/GM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content