Inicio La democracia no es una realidad para las mexicanas

La democracia no es una realidad para las mexicanas

Por la Redacción

Aún cuando existe una supuesta democracia en México, esto no es una realidad para las mujeres, dentro de los partidos políticos la discriminación continua disfrazada de machismo, afirmó la escritora Oralba Castillo Nájera.

Durante su participación en el programa radiofónico Público y Privado, producción de Comunicación e Información de la Mujer (CIMAC), Castillo Nájera, autora del libro “Desarmar el silencio”, comentó que al ingresar a las filas de un partido de izquierda se dio cuenta de las arbitrariedades a las que se enfrentaban cada día las mujeres.

Apuntó que a pesar de las luchas de las mujeres por exterminar la discriminación y los esfuerzos por demostrar a la sociedad que son igualmente capaces que los hombres para llevar a cabo cualquier cargo, a las tareas laborales se suman las del hogar, los hijos, la pareja.

Castillo Nájera indicó que es común que las mujeres demuestren un mayor compromiso a sus actividades con las que se comprometen y lo más importante no sienten miedo de enfrentarse a estas situaciones.

La escritora recordó que desde los años setenta en que inició el movimiento feministas, la revolución sexual, los cambios en la manera de vestir, en el ámbito intelectual, en la política, la cultural y en otras áreas, la condición de las mujeres parece demostrar que aún no es suficiente.

La sociedad y, en especial, los hombres, no se pueden acostumbrar a lo que implican estas modificaciones en todos los ámbitos de la vida cotidiana y en los que las mujeres buscan nuevos espacios, añadió la entrevistada.

En ese sentido, apuntó que en aquel entonces se pensó que la liberación de las mujeres se lograría si primero se liberaba a las clases sociales necesitadas, las mujeres creían que una cuestión llevaba automáticamente a la otra, sin embargo, esto no fue así.

La autora comentó que en el segundo capítulo del libro, titulado El Santo Oficio, trata el tema del poder que toma fuerza a través de la represión, desde la santa inquisición, pasando por el movimiento estudiantil del 68 y la actual represión llevada a cabo por las instituciones policíacas.

Por otro lado, Melissa Cardosa Calderón, autora del libro “Tengo una tía que no es monjita”, señaló que en el libro trata de mostrar a las niñas y niños las diferentes formas de vivir y amar que existen en el mundo, para hacerlos partícipes de la sociedad actual.

2005/AAN/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más