Inicio La denuncia, inútil mientras la justicia sea de papel

La denuncia, inútil mientras la justicia sea de papel

Por Guadalupe Vallejo Mora

Arraigar la cultura de la denuncia entre la población juarence es y será una tarea titánica mientras el acceso a la justicia quede en el papel y los verdaderos responsables en la calle, como el caso de asesinos o violadores sexuales, coincidieron representantes de Organizaciones No Gubernamentales (ONG) de Ciudad Juárez.

Marisela Ortiz, de Nuestras Hijas de Regreso a Casa, y Esther Chávez, de Casa Amiga, lamentaron que mientras en la ciudad fronteriza se incrementen el feminicidio y los índices de violaciones en contra de mujeres, los agresores salgan libres y, lo peor de todo, que vuelvan a reincidir sin que nadie ponga un alto.

De acuerdo la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) en Ciudad Juárez, el 40 por ciento de los violadores o agresores sexuales que son arrestados al mes por esta corporación son reincidentes.

Sólo en julio, la SSPM registró 29 intentos de violación, de los cuales se logró arrestar a 13 presuntos responsables; hubo 10 abusos sexuales y sólo se aprehendió a tres implicados, en tanto que se cometieron 20 violaciones, con una cifra de cuatro detenidos.

POR UNA MAYOR COOPERACION

Para ambas defensoras de los derechos humanos es urgente que se dé una estrecha cooperación en materia de información entre los gobiernos de México y Estados Unidos, para tener un mayor control de los depredadores sexuales que son deportados del vecino país a la ciudad.

“Estados Unidos se deshace de toda la escoria y ésta, lamentablemente, viene a parar a Ciudad Juárez”, comentó Ortiz en entrevista telefónica con Cimacnoticias, y relató que el pasado mes de junio, una estudiante de 15 años de edad fue ultrajada y abandonada en una zona desconocida.

“La muchacha recurrió a nosotras y se armó de valor para presentar la denuncia, pero las autoridades no hicieron nada. Días después de los hechos, logró identificar a su agresor y tras una llamada telefónica, las autoridades lo detuvieron y carearon con la joven, pero lamentablemente quedó libre pues le argumentaron que no había flagrancia. Al final, la muchacha tuvo que salir de la Ciudad por amenazas de muerte”.

“Entonces ¿para qué denuncias si al final no se castiga al agresor?”, cuestiona Marisela Ortiz, quien denuncia: “Seguramente el agresor anda por ahí acechando a nuevas víctimas”.

En su oportunidad, Esther Chávez destacó que la deficiente aplicación de la justicia ocasiona que los responsables de cometer toda clase de ilícitos salgan libres y vuelvan a reincidir. Y se pregunta: “¿De qué sirve que Estados Unidos deporte a 90 agresores sexuales, si al final de cuentas no hay un seguimiento de sus acciones ni castigos para ellos; además, nadie sabe dónde están sino hasta que decenas de mujeres son ultrajadas?”

Datos de la Agencia de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés), revelan que en los últimos dos años más de 90 delincuentes sexuales han sido repatriados a Ciudad Juárez, y que en el caso de los depredadores sexuales éstos generalmente reinciden.

Tal es el caso del egipcio Abdel Latif Sharif, sentenciado a 20 años de prisión por el asesinato de Elizabeth Castro García, y quien contaba con antecedentes penales en varios estados de la Unión Americana y no fue boletinado por el vecino país.

De acuerdo a Mónica Jasis Silberg, directora de la organización Centro de Mujeres A.C., con sede en Baja California Sur, “el nivel de atención y manejo de la violencia hacia las mujeres sigue siendo limitados en el país, en parte por la todavía insuficiente cultura de la denuncia y por las insuficientes medidas gubernamentales al respecto”.

LAS CIFRAS

En su ponencia La violencia contra las mujeres en México, la también integrante de la Red Nacional Milenio Feminista, capítulo B.C.S., destaca que el nivel de denuncias en el país sigue siendo bajo, en comparación con la cantidad de mujeres víctimas de la violencia, pues en 2003 el Fondo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM), advertía que mientras en México 185 mujeres al día son agredidas sexualmente, sólo 12 de ellas deciden denunciar al agresor y enfrentarse al sistema de justicia.

Asimismo, en 2004 el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva encontró que en el Distrito Federal, 21.3 por ciento de las mujeres atendidas en los Centros de Atención a la Violencia Familiar (CAVI), denunciaban los casos y apenas la mitad de ellas se decidían a levantar un acta.

05/GV/GM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content