Inicio La destitución de Gordillo no resta poder a las mujeres

La destitución de Gordillo no resta poder a las mujeres

Por Rafael Maya

La destitución de la diputada del PRI Elba Esther Gordillo como coordinadora de la fracción tricolor en San Lázaro, no significa una disminución del poder de las mujeres en el ámbito político, advirtió hoy la legisladora del PRD Malú Micher.

Consultada por Cimacnoticias luego de que se confirmó la destitución de “la maestra” y se eligió al diputado Emilio Chuayffet como nuevo coordinador de la bancada priista, Micher manifestó su opinión sobre la crisis interna que padece el PRI, aunque recalcó que se trata de un “asunto interno”.

Sin embargo, sostuvo que con la destitución de Gordillo “no pasa nada, ella sigue siendo diputada, no está muerta”.

Cuestionada sobre si el proceso de relevo de la coordinación de la fracción del PRI afectaría la presencia de las mujeres en cargos importantes en el Poder Legislativo, Malú Micher confió en que en la destitución de Gordillo no hayan intervenido posturas “misóginas”.

Elba Esther Gordillo fue la única mujer que asumió el cargo de coordinadora de grupo parlamentario en la presente Legislatura de la Cámara de Diputados. En San Lázaro están representados seis partidos políticos: PRI, PAN, PRD, Verde Ecologista, Convergencia y PT.

Micher, quien es secretaria de la comisión de Equidad y Género de la Cámara Baja, consideró que el relevo en la coordinación priista es una cuestión política y de lucha por los liderazgos. Agregó que como feminista y diputada del PRD a ella no le gustaría vivir la situación que atraviesa la líder moral del magisterio nacional.

Malú Micher y Elba Esther Gordillo forman parte del llamado grupo de “mujeres notables” que organizaron un festejo el pasado mes de octubre para celebrar el 50 aniversario del voto femenino.

En esa agrupación -que se comprometió a realizar actividades a favor de ampliar el poder político de las mexicanas- participan figuras disímbolas como la esposa del presidente Vicente Fox, Marta Sahagún, la ex dirigente nacional del PRD Rosario Robles, y la ex presidenta de la Cámara Baja Beatriz Paredes.

Al comparar la destitución de Gordillo con la renuncia hace unos meses de Rosario Robles a la presidencia del PRD -quien dejó el cargo por las presiones y divisiones internas en ese partido-, Malú Micher aclaró que los dos hechos son muy distintos.

“Rosario no cometió ningún desacierto como presidenta del PRD. Fue una renuncia personal, no tiene semejanza con lo que pasa en el PRI. El único factor común entre ambas (Robles y Gordillo) es que son mujeres”, concluyó.

03/RM/GMT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más