Inicio » La educación no es una mercancía: ICE

La educación no es una mercancía: ICE

Por Adriana Franco Rosales

La red nacional Incidencia Civil en la Educación (ICE) exhortó al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) a que considere el contexto en el que cada docente realiza su labor educativa, y cómo esto afecta el proceso de formación y la calidad de la educación, en lugar de aplicar pruebas estandarizadas.
 
Carlos González, asesor educativo y profesor de nivel superior en Cuernavaca, Morelos, informó que la última reforma educativa, que entró en vigor el pasado 26 de febrero, es positiva porque el Estado mexicano retoma otra vez la responsabilidad como garante del derecho a la educación, después de que durante años le cedió este papel a la cúpula del sindicato magisterial.
 
Sin embargo, González, uno de los fundadores de ICE, aseguró que esta reforma es más administrativa que educativa, por lo que tiene implicaciones laborales que representan múltiples desafíos en los procesos de evaluación, ya que no se debe medir con el mismo instrumento a las y los profesores de las comunidades indígenas que a los de zonas urbanas o rurales, porque el contexto influirá de forma determinante en los resultados.
 
Explicó que mientras en una comunidad indígena se hablan hasta cinco lenguas distintas en un salón de clases, lo que dificulta la comunicación entre personal docente y alumnado, en las zonas urbanas se cuenta con un entorno cultural que permite un mayor avance en los programas educativos, lo que impacta en la calidad y en los procesos de evaluación de las y los maestros.
 
Además de solicitar que los procesos de evaluación que diseñe el INEE sean contextualizados, Carlos González, consideró que no sólo se debe evaluar el desempeño de las y los profesores, ya que ellos son el último eslabón de la cadena del sistema educativo.
 
“La calidad de la educación no recae sólo en las y los docentes, es necesario que el INEE evalué todo el sistema educativo, directores, supervisores, administrativos, con el fin de revertir la corrupción en la que derivó un sistema que se construyó por décadas bajo la protección de un sindicato que se negaba a ser evaluado”, aseveró.
 
Por otra parte, González puntualizó que la forma en que se está determinando la calidad educativa es con base en la normatividad ISO 9000 –mecanismo empresarial que sirve para estandarizar los procesos de producción y los niveles de calidad ante el cliente–, cuando en la educación se tiene la responsabilidad de formar ciudadanos no “seres alienados para la economía del mercado”.
 
“Si la calidad educativa se orienta única y exclusivamente a la productividad, se descuida la formación social, política y la construcción de ciudadanía. Nadie está en contra de la educación con calidad, pero no es lo mismo que se basen en la norma ISO 9000 que en un enfoque de respeto a los Derechos Humanos”, sostuvo el asesor educativo.
 
Por último, Carlos González señaló que ICE es una red nacional conformada hace más de 10 años por organizaciones civiles, instituciones educativas y personas interesadas en contribuir a la calidad de la educación. Hace un año se integraron como asociación civil y buscan un diálogo nacional para evaluar el sistema educativo desde una visión equitativa e incluyente.
 
13/AFR/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: