Inicio La equidad en la agenda oficial de Uruguay

La equidad en la agenda oficial de Uruguay

Por Isabel Villar

El tono lo dio el presidente Tabaré Vazquez, en su carta de salutación a la uruguayas en su día “la consolidación y extensión de los derechos de la mujer ocupan un lugar preponderante en la agenda de gobierno”.

La batería de primeras medidas para comenzar a saldar la vieja deuda que tiene la democracia con ellas, fue anunciada en el Edificio Libertad por el gabinete en pleno, representado mayoritariamente por titulares de las respectivas carteras, y cuando no por funcionarios de alto nivel. Hubo consenso en la voluntad de incorporar la perspectiva de género como eje rector de todas las acciones.

La instauración por la vía legislativa del primer Plan Nacional de Igualdad de Oportunidades y Derechos, anunciada el 8 de marzo por la ministra de Desarrollo Social, Marina Arismendi, da el marco a acciones específicas para avanzar en género y equidad. Las primeras en tal sentido son las que se desglosan a continuación de acuerdo a las carteras competentes.

La ministra de Salud Pública, María Julia Muñoz, anunció un cambio en el modelo de atención de la salud de la mujer que, trasciende los aspectos ginecológicos y obstétricos, sea integral e incorpore los derechos sexuales y reproductivos, en un contexto de derechos humanos.

El Programa Salud y Género quedará radicado en el Hospital Pereira Rossell, cuidando la coordinación entre los tres niveles de asistencia y la descentralización funcional. También declaró prioritaria la atención en las víctimas de violencia doméstica, a través de equipos multidisciplinarios.

Del ministerio de Relaciones Exteriores, y a través de su subsecretaria Belela Herrera, vino la noticia de que la artista plástica salteña Lacy Duarte representará a Uruguay en la 51 Bienal de Venecia, con la obra Desde los pobres, bajo curaduría de Alicia Haber y Olga Larnodie.

El ministro de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Mariano Arana, priorizará el acceso y permanencia en soluciones habitacionales de las mujeres con personas a cargo, sean descendientes, ascendientes o discapacitadas.

La doble titularidad en uniones conyugales o concubinarias, cederá a favor de las víctmas de violencia doméstia.

La directora del Ministerio de Economia y Finanzas, Elizabeth Coria, anunció un llamado a concurso de investigación para diagnóstico y evaluación el impacto de las políticas públicas en función del género.

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Eduardo Bonomi, expresó la voluntad de promover la autonomía económica de las mujeres y mejorar la calidad de vida de toda la familia, transformando las políticas pasivas hacia el desempleo en políticas activas hacia el empleo. Un convenio a punto de concretarse con España facilitará la promoción de microempresas.

A su vez, el ministro de Turismo y Deportes, Héctor Lescano, reveló que premiará a las instituciones que promuevan la participación de niñas y adolescentes en todas las disciplinas deportivas. Asimismo, estimulará la participación de mujeres, preferentemente jefas de hogar, en el sistema nacional de turismo social y valorizará el aporte de las mujeres al turismo rural.

Martín Ponce de León, subsecretario de Industria y Energía, ofreció incorporar un módulo sobre derechos de las mujeres en las actividades de capacitación, y líneas de crédito en las que se tome en cuenta el perfil de género.

La primera medida del ministerio del Interior, trasmitida por el subsecretario Juan Faroppa, es la adopción de un escalafón único que elimina las restricciones para el ascenso del personal subalterno femenino, fortaleciendo la carrera profesional de la mujer policía.

El ministerio de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, pondrá en marcha este año una campaña de buen trato en el transporte colectivo para fomentar las relaciones respetuosas entre hombres y mujeres. También creará condiciones para que en los futuros llamados a provisión de servicios se priorice a las empresas que contratan mujeres.

Desde el ministerio de Educación y Cultura, la directora de Derechos Humanos María Elena Martínez, anunció un plan nacional de derechos humanos que visibilizará a las mujeres como sujetas de derechos, y alcanzará desde la educación preescolar hasta la formación de personal policial y militar.

La iniciativa del ministerio de Defensa Nacional ya estaba en ejecución cuando se anunció formalmente: el 8 de marzo las funcionarias y mujeres alistadas en las fuerzas armadas tuvieron el día libre. Un modo de hacer visible el trabajo que hacen a través de su ausencia, a juicio de la titular de la cartera, Azucena Berrutti.

El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, José Mújica, se propone abrir líneas de crédito para pequeñas empresas lideradas por mujeres rurales.

ACTIVISTAS VAN A MÁS

En proclama difundida el Día Internacional de la Mujer por las organizaciones del movimiento de mujeres y feminista se muestra que la democracia aún está en deuda con las mujeres.

El proyecto de Ley de Defensa de la Salud Reproductiva, aprobado por diputados en 2003, fue rechazado en el Senado, pese a que el 63 por ciento de la ciudadanía lo apoya.

La iniciativa de cuotificación de cargos electivos para mujeres no prosperó, y el resultado está a la vista: en el Poder Legislativo sólo hay 15 mujeres. En el Ejecutivo hay tres ministras, -una todavía formalmente sin cartera- y hay un número todavía insuficiente de ellas en otras dependencias.

Las mujeres organizadas elaboraron una Agenda Política que representa las demandas de la población femenina de todo el país, con propuestas que califican de “realistas y aplicables”.
Esperan su incorporación en los proyectos de cambio y advierten que serán pacientes, pero las urgencias “no pueden esperar otros cinco años”.

Las mujeres organizadas esperan que el nuevo gobierno,
incluye:
– Aprobación del proyecto de Ley de Defensa de la Salud Reproductiva, que responde a la urgencia de educación para prevenir, anticonceptivos par no abortar, legalización del aborto para no morir.
– Garantía de laicidad en todos los niveles de la educación pública.
– Recursos económicos para la capacitación de los actores que atienden la violencia doméstica.
– Legislación específica que contemple el trabajo doméstico y los trabajos informales.
– Que el país cumpla con los documentos internacionales que ha firmado.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content