Inicio La estructura familiar aumenta carga de trabajo a mujeres

La estructura familiar aumenta carga de trabajo a mujeres

Por Lourdes Godínez Leal

Para la elaboración de políticas públicas es necesario considerar el cambio en las estructuras familiares y del uso del tiempo entre hombres y mujeres pues sólo así se conseguirá aminorar la carga de trabajo para las mujeres, señaló hoy Patricia Mercado, ex presidenta del desaparecido partido México Posible.

En el marco del primer Congreso Internacional de Políticas Públicas y Perspectiva de Género, Mercado lamentó que las políticas públicas sean pensadas con el objetivo de regresar a la mujer a su hogar, y ejemplificó la propuesta del secretario del trabajo, Carlos Abascal de que los “puentes” que caigan entre semana se recorran al viernes, para que la mujer tenga “más oportunidad y tiempo” para estar con su familia.

Esta visión que se tiene de la familia, indicó Mercado, provocó que nuestro país no firmará el convenio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que se refiere a la distribución equitativa del trabajo de hombres y mujeres, pues, recalcó, ambos tienen obligaciones familiares.

Patricia Mercado señaló que a pesar de las conferencias internacionales que pidieron reconocer el trabajo doméstico, aún no existe una política pública que lo valore y que haga que el trabajo de las mujeres mexicanas sea menor.

En este sentido, Mercado destacó el tema del presupuesto para la creación de las políticas públicas que eviten que más mujeres continúen muriendo por cáncer cervicouterino, que sean violentadas y accedan a la educación.

También resaltó que “sería bueno” que el gobierno federal incentivara los empresarios cuyas acciones sean en favor de las mujeres, por ejemplo, explicó, nivelar los salarios entre hombres y mujeres o que castiguen el hostigamiento sexual.

En breve entrevista con Cimacnoticias, Mercado explicó que actualmente sí existen políticas públicas con enfoque de género resaltando la alimentaria y la educativa, aunque lamentó que la continuidad de estas políticas y programas dependan de la voluntad del funcionario en turno y no de una legislación.

Para Mercado es importante no confundir la política asistencialista con la pública pues señaló que hay mujeres en situaciones de emergencia que hay que atender, como es el caso de las mujeres maltratadas que acuden a los refugios.

En este caso, dijo, la política asistencialista es importante aunque se trata de una situación de emergencia, sin embargo la política pública debe apuntar a la elaboración de programas para combatir la violencia.

Finalmente, Patricia Mercado señaló que a través del fomento a la cultura de la queja, del litigio, y de la organización de las mujeres se podrá conseguir que el gobierno elabore políticas y programas dirigidos a la población femenina ya que dijo, “no se puede diseñar una política pública que no contemple el impacto que tendrá en las mujeres”.

Patricia Mercado participó ayer en el primer día de actividades del primer Congreso Internacional de Políticas Públicas y Perspectiva de Género, organizado por el Instituto Mexiquense de la Mujer y por el Tecnológico de Estudios Superiores Monterrey, Campus Atizapan, que terminará el próximo 30 de abril.

2004/LGL/BJ/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content