Inicio La migración ligada a la violencia contra las mujeres

La migración ligada a la violencia contra las mujeres

Por Martha Martínez

La migración favorece la violencia familiar, sexual y económica contra las mujeres, cuya autosuficiencia genera rencor en sus parejas y familiares varones, afirmaron hoy especialistas durante el seminario internacional Equidad, Igualdad y Diversidad en Sociedades Globalizadas.

La integrante del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias de Ciencias y Humanidades (CIICH), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Patricia Castañeda, dijo que en los procesos de migración las mujeres adquieren fuerza económica y social, que los varones tratan de revertir con la violencia.

Al participar en la mesa de discusión Género, Violencia y Justicia, en las instalaciones del CIICH, la especialista indicó que ante la ausencia del hombre, las mujeres se hacen autosuficientes, lo cual”genera un sentimiento de rencor” en sus parejas y familiares varones.

Las violaciones, la violencia, que incluso se extiende a las y los hijos, y el control económico masculino, son mecanismos para inhibir la fuerza y la autodeterminación que las mujeres adquieren al volverse cabezas de familia por la ausencia de sus esposos, padres o hermanos.

Otra forma de violencia se genera cuando los hombres vuelven a sus comunidades y tratan de socializar de nuevo a través de borracheras con sus amigos, visitas a cantinas y a sexoservidoras, lo cual es motivo de reclamos de sus parejas, mismos que derivan en golpes y amenazas.

A lo anterior, advirtió la investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la UNAM, Marina Ariza, se suma la necesidad de los varones que regresan a sus comunidades de reposicionarse como “hombres” luego de un proceso en el que su calidad de indocumentados los hizo acreedores a todo tipo de humillaciones y desvalorizaciones.

“Es sabido que la ilegalidad de los migrantes los obliga a padecer cualquier tipo de humillaciones para sobrevivir que van desde el tener que aceptar trabajos paupérrimos hasta recurrir, sin importar si se es hombre o mujer, a la prostitución como una forma de subsistencia”, indicó la académica.

Por su parte, la investigadora de la Universidad de Canadá, Susan McDaniel, alertó sobre legislaciones que “aparentan” apoyar los derechos ciudadanos de las mujeres, sin embargo, la violencia a la que todos los días se enfrentan mexicanas y canadienses refleja la ineficacia de las leyes redactadas por hombres.

Hasta ahora, aseveró, la exigencia social para los varones de “demostrar su masculinidad” ha sido más influyente que las mismas leyes “que se supone, deberían regular nuestra convivencia como sociedad”.

Ante este panorama recomendó invertir en investigaciones que permitan identificar estas “realidades ignoradas” y exhortó al gobierno mexicano a asumir su responsabilidad en el tratamiento y prevención de esta problemática creciente.

2003/MM/MEL

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más