Inicio » La muerte materna origina la orfandad de 7 mil niñas y niños

La muerte materna origina la orfandad de 7 mil niñas y niños

Por Gladis Torres Ruiz

En México, cada año aproximadamente 7 mil niñas y niños quedan en la orfandad, debido a los índices de mortalidad materna del país, según cifras del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

El organismo internacional indica que la mortalidad materna es reconocida como un problema multifactorial que contempla la iniquidad social y de género, la falta de información efectiva sobre los cuidados de la mujer embarazada y su hijo.

Al respecto, la investigadora de Fundar Centro de Análisis e Investigación, Daniela Díaz, señaló que la muerte materna, en la mayoría de los casos, podría evitarse mediante la atención oportuna y de alta calidad a las mujeres.

Pero las clínicas de primer nivel de atención, donde podrían acudir las mujeres más pobres, quedan muy lejos de las zonas donde viven. Y, ante una Emergencia Obstétrica, no llegan a tiempo a las clínicas y mueren en el camino por causas prevenibles, informó la especialista, durante el encuentro Periodistas en Alerta, No más muertes maternas, realizado este mes en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

En este sentido el doctor David M. Meléndez Navarro apunta en su artículo “Guerrero”, incluido en el libro Muerte Materna y Presupuesto Público, que el proceso de la maternidad -embarazo, parto y puerperio- es una condición de salud que puede llegar a presentar complicaciones que pongan en riesgo la vida de la mujer y que desencadenen la muerte.

“Estas complicaciones se convierten en necesidades de salud reales, entre las que se encuentran la urgencias obstétricas, las cuales se presentan de manera súbita e imprevisible. Entre el 11 y el 17 por ciento se producen durante el parto y el 50 y el 71 por ciento durante el puerperio”, enfatiza Meléndez Navarro.

Señala que durante el embarazo es imposible prevenir o pronosticar todas las complicaciones obstétricas, pero es posible ofrecer tratamiento oportuno con recursos simples y baratos.

Y ya que no se puede pronosticar qué mujeres experimentarán complicaciones, “es necesario concentrar los recursos en actividades que realmente proporcionen tratamiento adecuado a las mujeres que sufran emergencias obstétricas”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda tres acciones para la atención de las embarazadas: asistencia de personal competente en el parto, disponibilidad de servicios obstétricos de urgencias en caso de complicaciones y una red de consultorios operativa que garantice referencia a urgencias.

De igual manera, destaca la necesidad de ayudar y facilitar los medios para que las mujeres en general eviten embarazos y nacimientos no deseados.

07/GT/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: