Inicio La OMS avala a la anticoncepción de emergencia

La OMS avala a la anticoncepción de emergencia

Por Silvia Magally

De acuerdo con información de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los anticonceptivos de emergencia ocupan un lugar “de excepcional importancia” entre las diferentes opciones en materia de planificación familiar y “son los únicos que las parejas pueden utilizar para evitar el embarazo después del coito no protegido o la falla accidental del método habitual”.

Las pastillas de anticoncepción de emergencia que la iglesia católica hoy sataniza tras su inclusión en la Norma Oficial de Planificación Familiar, podrían contribuir a reducir el número de embarazos imprevistos, muchos de los cuales terminan en aborto, practicados en condiciones de inseguridad, arriesgando la vida de la mujer, considera la OMS.

La anticoncepción de emergencia es además un importante recurso para las mujeres víctimas de violación, advierte la organización.

La OMS explica que el método más usual utilizado en muchos países, desde hace más de 20 años, consiste en tomar una dosis elevada de una preparación anticonceptiva oral a base de estrógeno y progestógeno en las 72 horas siguientes al coito, seguida de una segunda dosis 12 horas más tarde.

También puede utilizarse como anticonceptivo de emergencia una dosis elevada de estrógeno o de progestógeno solo, aunque la experiencia clínica de este tratamiento es más incompleta.

La OMS reconoce que todos los métodos anticonceptivos fallan en ocasiones, de ahí la importancia de la anticoncepción de emergencia, pues constituye un respaldo cuando falla un anticonceptivo ordinario o en casos de ruptura de condón.

En el caso de las parejas –especialmente las jóvenes–, que no utilizaron algún método, la anticoncepción de emergencia les ofrece una segunda oportunidad de prevenir eficazmente un embarazo.

De igual manera, la OMS advirtió que la anticoncepción de emergencia puede evitar defunciones innecesarias a causa de un aborto en condiciones insalubres.

En muchos países en desarrollo, donde el aborto sigue siendo ilegal, una de las principales causas de defunción entre las mujeres en edad reproductiva son los abortos practicados sin garantías de seguridad.

Además, el aborto provocado impone una carga pesada a los escasos servicios médicos disponibles, por lo que la anticoncepción de emergencia podría ser de gran utilidad.

La organización aclaró que la anticoncepción de emergencia no protege contra las enfermedades de transmisión sexual (incluyendo el VIH/SIDA), por lo que recomendó la utilización del condón.

Asimismo, estimó que mujeres y hombres pueden utilizar con mayor confianza los condones para evitar embarazos si se saben respaldados por la anticoncepción de emergencia.

Por otro lado, el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) comentó que se trata de un método de fácil acceso, ya que consiste en tomar las píldoras anticonceptivas comunes, sólo que en dosis mayores.

GIRE informó que para las marcas Ovral, Eudynon, Nordiol, y Neogynon, se deben ingerir dos píldoras juntas durante las primeras 72 horas del acto sexual no protegido, y 12 horas después de la primera dosis se deben tomar otras dos.

En cuanto a las marcas Microgynon y Nordet, primero se toman cuatro pastillas juntas, y luego otras cuatro 12 horas después.

04/SM/GBG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más