Inicio La primera dama

La primera dama

Por Lucero Saldaña

Al rastrear la expresión “primera dama”, encontré que se utilizó por primera vez en un sentido similar al actual en 1877, en un periódico que narraba sobre “The first lady of the land”, describiendo parte de la historia de las primeras damas como un grupo social de mujeres que realizan un rol necesario en un momento determinado para el desenvolvimiento público de sus maridos.

No tanto lo que de manera individual representan para la sociedad, es decir, bajo la sombra de su esposos. Y se aplicaba la frase: Detrás de un gran hombre hay una gran mujer. Después se dijo junto a una gran mujer hay un gran hombre que la respalda.

En el libro La Suerte de la Consorte, Sara Sefchovich expone la situación de las esposas de los presidentes de México, quiénes son y si ejercían algún poder o influencia en los actos de gobierno.

Hoy que el debate sobre la transmisión del poder para el 2006 y los momentos de los destapes han surgido, nuestra “primera dama” ha dicho que sin poder todo ser humano es altamente vulnerable. Pero ejerciendo mal el poder no sólo se es vulnerable, sino altamente peligroso.

Cobijada por el poder, Martha Fox se ha convertido en un foco rojo para el gobierno y su partido, pero también para todos los que aspiran llegar a Los Pinos, aunque ella sueña que su esposo le entregue la banda presidencial. Todos se preguntan dónde está la equidad si se utilizan recursos, imagen, personas, medios, fundaciones y, por supuesto, el cargo de “primera dama”, que renunciando a presidir el DIF, no está sujeta a la ley de responsabilidades de los funcionarios públicos; y Vamos México dista mucho de ser una entidad altruista, a juzgar por la cantidad de gastos, tema que la tienen en una bochornosa situación.

El Congreso aprobó que se auditaran los recursos públicos de la Presidencia en lo que respecta a la Fundación “Vamos Martha”, sobre todo por el uso de dicho organismo como instrumentos de promoción política y como extensión de la red financiera de Amigos de Fox.

¿Hasta dónde se distingue la línea divisoria entre ser aspirante, presidenta de la fundación y “primera dama”? La confusión está llegando a dudar de todas las fundaciones o grupos que apoyan causas nobles, las personas que van a los supermercados están dudando del famosos “redondeo”, no saben si sus centavos van a ir a las campañas electorales.

Incluso se presenta una iniciativa para prohibir que familiares de presidentes y gobernadores puedan aspirar al relevo de sus parientes en sus altos cargos. Y es que se olvida que esa palabra nepotismo viene de nepote, y que significa corruptela política caracterizada por el favoritismo familiar, por la dispensa o apoyos para obtener cargos o prebendas para los parientes y amigos, según el diccionario de Derecho de Cabanellas.

El Diccionario de la Lengua Castellana (DRAE) define ese término cuando el pariente de algún poderoso personaje político es favorecido o beneficiado por éste en el ejercicio público. Y esto es también preocupante, que la figura presidencial sea cuestionada y debilitada por favorecer las aspiraciones de su cónyuge.

Hay demasiado poder que está en juego. Y la política de Martha es de conexiones y enlaces que trascienden fronteras, ya que se sabe del próximo establecimiento y registro de oficinas “Vamos México”, o más bien Martha, en el extranjero; cosa que ninguna organización civil puede hacer. Ya hay muchas voces de organismos de la sociedad civil que claman porque la señora Martha Fox defina su actividad altruista y deje a un lado el clientelismo y corporativismo que se está produciendo en aras de su proyecto personal.

Dinero, poder y pasión son combinaciones altamente explosivas, pero ¿cómo y quién desarticulará la bomba, cuyo tiempo ya está corriendo? ¿Podrá hacerlo el propio Presidente?, Tendrá que entrar un tercero en discordia?, Cuando se mezcla la vida personal y las funciones públicas no se actúa de forma institucional, en este caso se cae privilegiando el nepotismo en la Presidencia.

Cabe recordar que ya entró en vigor la Ley de Fomento a Actividades de Desarrollo Social realizada por organizaciones civiles, donde se obligará a Vamos México a trasparentar sus estados financieros, además de que en ella se prohíbe el conflicto de intereses en el que se inscribe el parentesco entre directivos entre organizaciones civiles y el gobierno.

*Senadora e integrante de la Comisión de Equidad y Género, y de la Comisión Especial que dará seguimiento a los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez.

[email protected]

04/LS/GB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content