Inicio La prostitución infantil, difícil de detectar en Oaxaca

La prostitución infantil, difícil de detectar en Oaxaca

Por Soledad Jarquín Edgar

Celia tiene 15 años, para ella el destino se escribió como el miles de niñas y mujeres en el mundo. Huérfana de padre y madre desde muy pequeña, aprendió que la prostitución era la única forma de vida.

María tiene apenas nueve años; al igual que Celia, fue iniciada en la prostitución por una persona ajena a su familia. Ambas fueron localizadas gracias a denuncias anónimas que recibió la Procuraduría para la Defensa del Menor, la Mujer y la Familia.

En entrevista con Cimacnoticias, la Procuradora para la Defensa del Menor, la Mujer y la Familia, Ileana Araceli Hernández Gómez, explicó que desafortunadamente la violencia sexual cometida contra menores de edad es pocas veces denunciada ante las autoridades correspondientes e incluso muchas veces es ocultada por la propia familia.

“Las institucionesa-ñadió la entrevistada- sólo tenemos conocimiento de un cinco por ciento de este tipo de delitos, el resto acude a instancias ministeriales; sin embargo, el subregistro de los casos es muy alto pues se estima que únicamente son denunciados el 30 ó 40 por ciento de los casos”.

Hernández Gómez consideró que otro de los factores que impide la denuncia es la falta de espacios adecuados como las agencias del Ministerio Público Especializadas en Delitos Sexuales, de las cuales por lo menos ocho han desaparecido en el estado por cuestiones presupuestales y sólo continúa operando la ubicada en la ciudad de Oaxaca.

Señaló que si en el caso de la agresión sexual en contra de una integrante de la familia es difícil para la familia ante el temor de ser expuestas a la llamada vergüenza social, en el caso de Celia y María es aún más difícil, pues quienes emplean los servicios de prostitución infantil no denuncian, menos aun la familia, pues en muchos casos han perdido contacto con sus hijas.

Afortunadamente, agregó, hemos podido rescatar a dos niñas, pero seguramente existen muchos más sitios como son bares o cantinas y centros nocturnos que ofrecen este tipo de espectáculos y donde se explota a menores en el comercio sexual.

Consideró que son las regiones del Istmo y la Costa donde se presenta más este fenómeno, debido a la carencia de oportunidades para las familias y por otro lado porque las chicas se desarrollan físicamente más rápido; sin embargo, dijo, en ninguno de los casos debe permitirse.

La funcionaria consideró que la campaña emprendida por la Procuraduría General de la República no tiene el suficiente sustento, ya que está dirigido a las mujeres, se utiliza a una modelo del sexo femenino, pero no son las mujeres quienes emplean estos servicios, el proceso de concienciación debe ser orientado a los varones.

VIOLACIÓN IMPUNE

Por otro lado, la procuradora señaló que muchas veces el abuso sexual es cometido por los maestros de las escuelas primarias, pero permanecen impunes debido a que son protegidos por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

Así sucedió con un maestro de San Carlos Yautepec, que fue denunciado por alumnos de al menos tres generaciones por violación y abuso sexual, sin embargo huyó porque fue alertado por su sindicato, y aunque existe una orden de aprehensión en su contra, éste podría ser un caso olvidado para los mayores, no así para los menores de edad.

03/SJE/GMT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más