Inicio La reacción del doctor Soberanes

La reacción del doctor Soberanes

Por Angélica de la Peña Gómez

En entrevista a Radio Fórmula, el pasado 31 de mayo, el doctor José Luis Soberanes, presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, refirió (y cito textual): “El Consejo Consultivo (de la CNDH) es un Consejo plural. Yo no tengo un Consejo a modo que me hayan puesto ahí (sic) para hacer unanimidades; entonces, lógicamente, una cuestión tan importante, tan trascendente en la cual los consejeros tienen opiniones divergentes iba a implicar una responsabilidad de la cual solamente yo la asumo como presidente de la Comisión que, finalmente, pues es mi facultad someterlo o no a la opinión del Consejo Consultivo”.

Primer análisis de su opinión es que ser divergente –normal en un país democrático-, es un defecto. Parecería que intuyó no tener apoyo irrestricto a su decisión de recurrir a la SCJN en la acción de inconstitucionalidad que a mutuo propio emprendió contra las decisiones legales de la ALDF en materia de interrupción del aborto antes de las 12 semanas.

Señala en ese sentido que decidió: … “liberar a los consejeros de tener que enfrentar a grupos antagónicos. ¿Por qué? Pues, como todos sabemos, la sociedad en ese sentido está dividida y yo he querido, y así lo hago y por eso estoy aquí, asumir una responsabilidad…”.

Siguiendo el análisis, esta opinión evidencia una contradicción terrible, porque ya no sabemos si no lo apoyarían en función de su prejuicio, o haciéndolo –también evidenciando un prejuicio- él quiso, asumir la responsabilidad solo, para no enfrentarlos a “grupos antagónicos”.

Es decir que quienes integran el Consejo es mejor que no tomen ninguna decisión, no asuman opinión en función del análisis jurídico del caso. Libre y soberano respecto de su consejo, no lo es tanto del ejecutivo federal, hace el uno/dos con la PGR.

Mencionar lo bien comportado respecto del caso de Paulina (o del desafuero de Andrés Manuel López Obrador, que no viene al caso), es una cuestión extraordinaria y no la regla como correspondería en su calidad como Ombudsman.

Tendría razón al abogar a un debate a fondo, pero inmediatamente se contradice al decir que éste no podrá darse sin tomar en consideración que ya hay un proceso emprendido en la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Entonces el debate a fondo ya no se dará con el presidente de la CNDH.

En su demanda, hace referencia en un exceso de sinceridad, que el impacto de las reformas emprendidas por la ALDF y publicadas e instrumentadas por el Gobierno del DF, en función de sus atribuciones, rebasa con mucho el ámbito de la Ciudad de México y afecta a los habitantes del país en su conjunto. Esta parte no tiene desperdicio. O sea que hay que detener cualquier propósito de reforma a favor de los derechos de las mujeres porque pueden ser mal ejemplo a seguir por parte de algún otro congreso local.

No quiero insultarlo pero qué bueno que no tenía tanto poder en la época en que el Congreso de Yucatán decidió la condición de pobreza como una causal más para la despenalización del aborto en esa entidad. Un ejemplo entre decenas que podríamos considerar.

Reclama con todo derecho que se le trate con respeto y no con insultos. Debe comprender, sin embargo, que las descalificaciones -o no calificación- se derivan por sus acciones que no corresponden a la investidura que representa, ya que ha antepuesto su visión personalísima de un pensamiento filosófico moral, como él mismo dice “actué según mi conciencia”- al derecho de las mujeres a decidir sobre nuestro propio cuerpo, al derecho a no ser discriminada por condiciones de pobreza y poder lograr la interrupción de un embarazo no deseado de manera legal, en ámbitos de salud y de higiene como sí lo gozan, con ley o sin ley, las mujeres con recursos económicos, por cierto, en todo el país. O sea que hay que seguir simulando.

Se queja de que el PRD le ha tratado mal, y lamentó que hayan incurrido –los perredistas- en actos de protesta, a las descalificaciones absolutas y a los insultos personales. Es necesario recordarle que no es un asunto “sólo” del PRD, también lo es del PRI, Alternativa, PT, organizaciones de derechos humanos de las mujeres, del movimiento feminista, de las Católicas por el Derecho a Decidir, de mujeres que pugnan por el derecho a un proyecto de vida para cada mujer, de las organizaciones por los derechos sexuales y los derechos reproductivos de las mujeres, de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, etc.

También es materia de debate de una gran cantidad de personalidades, diversas y plurales, algunas de ellas ligadas al propio Soberanes cuando formaba parte del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, de las cuales media docena hoy forman parte del cuerpo de abogados constitucionalistas que trabajarán del lado de la Asamblea Legislativa y del Gobierno del Distrito Federal para demostrar, entre otras cuestiones, que la ALDF y el Gobierno de la Ciudad no han violado el marco constitucional.

Es curioso, sabiendo la posición asumida por la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, el doctor Soberanes actúa sin tomar en consideración el Artículo 60 de la Ley de la CNDH.

Ojalá el Consejo de la Comisión le solicite a su Presidente información sobre este asunto y opinen respeto de la intencional decisión de excluirles de su consideración sobre esta demanda que seguirá dando de qué hablar, como dice Marcelo Ebrard, durante largo tiempo. No, no, no conviene en un asunto de tan gran trascendencia solo consultar con la almohada.

Por lo pronto, el Congreso de la Unión debiese revisar la legislación que da origen a la CNDH para requisitar, como condición indispensable, la idoneidad de quienes pretenden el encargo, por el bien de las mujeres y sus derechos humanos. Sería, en congruencia, una acción afirmativa en esta persecución de la utopía plasmada en el Artículo cuarto constitucional y que establece la igualdad jurídica del varón y la mujer.

07/APG/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más