La relajación, útil en la presión alta entre embarazadas

SALUD
    Confirmó un estudio del Instituto Politécnico
La relajación, útil en la presión alta entre embarazadas
cimac | México, DF.- 19/01/2004

La preeclamsia y/o eclamsia (presión arterial alta) se pueden controlar durante el embarazo a través de técnicas de relajación, según confirmó un estudio realizado por especialistas del Instituto Politécnico Nacional en 18 pacientes de entre 18 y 24 años de edad.

De acuerdo a este estudio realizado por Gerardo Leija Alva, investigador del Centro Interdisciplinario de Ciencias de la Salud, (CICS), una mujer que se embaraza antes de los 25 años tiene más probabilidades de padecer hipertensión a partir del tercer trimestre de gestación que una que se embaraza después de esta edad.

A través de la técnica de retroalimentación biológica, se puede regular la presión arterial de las mujeres embarazadas propensas a padecer hipertensión, que de no controlarse adecuadamente y a tiempo pueden desencadenar problemas en el riñón, hígado y nacimientos prematuros o bajo peso en el bebé.

La primera etapa de esta investigación se realizó con pacientes del Hospital de la Mujer, en su mayoría primigestas, a quienes se realizaron pruebas de estrés y cálculo mental y posteriormente se evaluó su facilidad para relajarse.

En esta primera etapa se tomó la frecuencia cardiaca de las pacientes a través del oído, se les puso una cinta de relajación y después de 15 minutos se evaluó su presión arterial.

Asimismo, se les enseñaron técnicas de respiración por el diafragma con el fin de oxigenar más los pulmones y el cerebro. Esta técnica, la tuvieron que hacer durante dos veces al día, por la mañana y por la noche, y cada mes se registró la presión arterial para llevar un control.

Sin embargo, los especialistas destacaron que éstas son simplemente técnicas para controlar la preeclamsia, pero no la curan, por lo que recomendaron a las pacientes acudir periódicamente con su médico.

Los resultados de este estudio confirmaron, informó un comunicado, que el estrés y el nerviosismo están relacionados con la baja temperatura, por lo que si la paciente aprende a controlar su calor corporal tiene mayores posibilidades de mantener estable su presión.

De estas 18 pacientes sólo dos desarrollaron hipertensión y el resto logró regular su presión arterial, por lo que se prevé una segunda etapa del proyecto pero ahora con adolescentes.

Para ello, se convoca a las jóvenes interesadas en participar en el proyecto a acudir al CICS Unidad Santo Tomás, en Avenida de los Maestros y calzada de los Gallos, colonia Santo Tomás o bien al teléfono al teléfono 57- 29- 60- 00 extensión 63443.

04/LGL/GMT