Inicio La salud de las mujeres en Brasil

La salud de las mujeres en Brasil

Por Fabiola Calvo

Las cifras -por frías que parezcan-, cuando tienen una lectura que involucran la vida misma, producen escalofrío, cuando no rabia e impotencia. En 2002, las muertes maternas declaradas en Brasil fueron de 53.4 por cien mil nacidos vivos.

Sin embargo, una investigación promovida por el Ministerio de Salud y realizada por el Doctor Ruy Laurent, utilizó el factor de corrección de 1.4 y la mortalidad materna pasó a 74.5 por cada cien mil nacidos vivos.

Estas muertes ocurren en el parto o el posparto o aborto, y la pregunta ¿por qué no se evitan? parece ingenua porque la respuesta es conocida, aunque parezca una letanía: grandes diferencias sociales, concentración de la riqueza en pocas manos, falta de voluntad política y una exigencia social.

Los logros –con limitaciones y recortes permanentes– en los países de la vieja Europa Occidental, hoy son un derecho, mientras que en Brasil algunas propuestas se constituyen en una novedad.

Y una de las novedades del gobierno de Luiz Inácio Da Costa Silva es dar prioridad a la atención de la salud de las mujeres y la infancia. La Secretaría que depende del Ministerio de Salud reforzó el área de la mujer para la atención obstétrica, la planificación familiar, formación de las parteras tradicionales y una acción de humanización de la asistencia.

En países donde la vida vale poco o no vale nada, darle prioridad a un programa de humanización del parto y el nacimiento, es una contribución al mejoramiento de la salud, o quizá más aún, al derecho a la vida misma.

La ampliación hospitalaria a una semana de las mujeres después del parto, derecho a acompañante, ampliación de análisis prenatales, calificación de las urgencias, son propuestas que se encuentran unas en marcha, y otras que serán dadas a conocer por el presidente del gobierno, el 8 de marzo.

La propuesta se denomina Pacto por la reducción de la mortalidad materno infantil. Promoverán el fortalecimiento de un buen servicio premiando a los hospitales que destaquen en su desempeño.

Pero la atención a la salud de la mujer pretende abarcar campos como de la atención al aborto, tema polémico, pero que además de los supuestos legales (riesgo de vida para la madre y estupro) propone una ampliación al servicio cuando la mujer ha abortado.

Prestar mayor atención a los casos de violencia doméstica y sexual, una atención intersectorial para que el servicio de salud se extienda a las mujeres negras, crear grupos de trabajo para atender a las mujeres con la menopausia son propuestas que están acompañadas por el movimiento social.

Las experiencias que hoy promueve el nuevo gobierno serán presentadas en el Seminario Internacional de Políticas Públicas para las Mujeres en América Latina los días 25 a 28 de mayo con motivo del Dia Internacional Contra la Muerte Materna.

Será un mecanismo para presentar a la comunidad latinoamericana la ampliación y el mejoramiento de los servicios de salud para las mujeres, y podrá ser un logro para el gobierno, pero las beneficiadas serán las mujeres y toda la sociedad.

¿Podrían involucrarse otros países, otros gobiernos, el movimiento feminista,…? Las mujeres de Brasil trabajan y esperan apoyo internacional.

*Periodista colombiana residente en España. Recibió el premio La mujer en la Unión Europea en 2003.

04/FC/GBG/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content