Inicio La sociedad civil deberá hacerse oír en la COP-16 de Cancún

La sociedad civil deberá hacerse oír en la COP-16 de Cancún

Por Anayeli García Martínez

La organización ciudadana, en torno al tema del Cambio Climático, es fundamental para presionar a los gobiernos del mundo a comprometerse en un nuevo tratado internacional, que contrarreste las problemáticas causadas por este fenómeno, una vez que el Protocolo de Kyoto se agotará en 2012.

Debemos organizarnos, exigir y generar ciudadanía en torno al tema porque los gobiernos de los países ya demostraron que sin la presión social no se comprometerán, “no se ve que vayan a nuevos compromisos vinculantes”, afirmó la directora de la organización Mujer y Medio Ambiente, Hilda Salazar Ramírez.

En entrevista con Cimacnoticias, dijo que este tema tiene más de 20 años y ante el agotamiento del Protocolo de Kyoto en 2012, es necesario hacer oír nuestra voz en la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP-16), a realizarse en Cancún, Quintana Roo, del 29 de noviembre al 10 de diciembre.

“El tema siempre va a ser local, la fuerza de las mujeres y de la organización civil va a estar en la medida en que logremos organizarnos y tener una agenda común”, no nos va a ganar la prisa”, afirmó.

Hizo énfasis en que el trabajo de las organizaciones debe tener una perspectiva de mediano y largo plazo, “por supuesto también de corto plazo, porque los efectos están aquí y ahora; y porque los gobiernos tienen responsabilidad. Queremos que Estados Unidos y China se comprometan, pero si no tienes una fuerza social que lo demande, los gobiernos no lo van hacer”.

La especialista en problemáticas ambientales y perspectiva de género, insistió en que el fenómeno del cambio climático es un problema local y mundial de gran importancia, que tiene como uno de sus principales retos incluir a las personas, “ellas deben ser el centro del debate: mujeres, niñas, niños, hombres, poblaciones indígenas y rurales, son quienes deben estar en las discusiones”.

Aunado a esto precisó que el cambio climático es el fenómeno actual de mayor importancia que enfrenta la sociedad, aún por encima de las crisis económicas, la inseguridad laboral, los problemas de producción alimentaria y la pobreza, pues una empresa se puede recuperar pero el planeta no.

LOS RETOS

De esta forma, las relaciones de género también tendrían que ser vistas en las negociaciones y en los acuerdos oficiales, “eso es lo más justo y democrático”, afirmó al hablar de las expectativas de COP-16.

México cuenta con una Estrategia Nacional de Cambio Climático, presentada por Felipe Calderón en mayo de 2007, y con el Programa Especial de Cambio Climático, el cual establece reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) del país en 50 por ciento al 2050, sin embargo la también fundadora de la Red de Género y Medio Ambiente se pregunta ¿dónde están las personas?.

Salazar Ramírez expresó que aún no sabemos qué están dispuestos a hacer los servidores públicos, los que emiten GEI, los responsables; pero además, no conocemos cómo se va echar a andar un verdadero programa con enfoque de género y que contenga acciones concretas de mitigación y adaptación al cambio climático.

Al referirse a la importancia de la participación ciudadana, mencionó que en México “esta muy bien el Metrobús, pero qué estamos haciendo para mejorar el auto transporte, por un manejo serio de los combustibles, cómo vamos a conservar nuestras áreas verdes, si tenemos proyectos como la Supervía”, que se construye al poniente de la ciudad ¿que las destruye? Por ello la importancia de hacer escuchar la voz de la sociedad civil.

Recordó que la COP-15, que se realizó en diciembre pasado en Copenhague, Dinamarca, fue de gran impacto porque tenía como principal objetivo acordar un nuevo pacto mundial de lucha contra el cambio climático que continuara e intensificara los esfuerzos del Protocolo de Kyoto.

No obstante, en la COP-15, los mandatarios que podían incidir en la negociación de la segunda fase del Protocolo de Kyoto, que cubrirá el periodo de 2013-2017; no llegaron a consensos a gran escala; y ahora en la COP-16 las expectativas parecen ser pocas.

De ahí el interés por organizarse, exigir y generar ciudadanía en torno al tema, “a nivel internacional Copenhague fue un hito porque llegó mucha gente, tanta que el gobierno danés no supo como manejarlo, se comportó como cuando se juntan los más ricos y los más poderosos”, afirmó.

Pese a ello, la consultora explicó que las organizaciones de la sociedad civil están interesadas en la COP-16, en particular por las estrategias de mitigación y adaptación, “éstas tienen que ser construidas localmente porque las condiciones son diferentes, y más en términos de las desigualdades sociales y de género”, mencionó.

Cancún será un espacio para ir acercando el tema en lo local y en lo nacional, por eso las organizaciones con trabajo en medio ambiente y cambio climático consideran necesario intentar participar. “Desde las (ONG) mexicanas deberíamos jalar la mirada de los internacionales, del gobierno federal y de los estatales hacia lo local”, señaló Salazar Rodríguez.

La expectativa es única: “podemos lograrlo si nos organizamos, si armamos un documento desde lo mínimo y hacemos eventos para lograr incidir”, porque en opinión de Salazar Ramírez el tema llegó para quedarse y hay mucho que trabajar.

10/AGM/LR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más