Inicio » La tenaz lucha de las cubanas Adriana Pérez y Olga Salanueva

La tenaz lucha de las cubanas Adriana Pérez y Olga Salanueva

Por la Redacción

Las vidas de Adriana Pérez y Olga Salanueva son un suplicio desde el 12 de septiembre de 1998, fecha en que cinco cubanos fueron detenidos y posteriormente condenados en Estados Unidos por delitos que no han cometido, dice el servicio especial Mujeres del Tercer Milenio, de Prensa Latina.

Ellas son las esposas de Gerardo Hernández, condenado a doble cadena perpetua más 15 años de prisión, y René González, a 15 años de privación de libertad. Ambas sufren la negativa del Gobierno estadounidense de otorgarles visas.

Los otros tres compañeros de Gerardo y René fueron condenados también a largas penas. Ramón Labañino, a cadena perpetua y 18 años, Antonio Guerrero, cadena perpetua y 10 años, y Fernando González, a 19 años.

Adriana y Olga estuvieron de nuevo en España para impulsar la campaña internacional por la liberación inmediata e incondicional de los cinco antiterroristas cubanos y aumentar la presión sobre el Gobierno de Estados Unidos a fin de que les otorgue visas y visitar a sus esposos.

Ambas llegaron a Madrid procedentes de Ginebra, donde denunciaron ante el Consejo de Derechos Humanos la situación judicial de los prisioneros y la de ellas mismas como víctimas de las violaciones de todo tipo cometidas por la actual administración republicana.

Esta visita a España tuvo la singularidad de que ha motivado con mucha fuerza el sentimiento solidario que el pueblo español les ha demostrado estos años, con el surgimiento de más iniciativas para romper el muro de silencio levantado en torno a Los Cinco.

Es significativa, por ejemplo, la idea del defensor del pueblo andaluz, José Chamizo de la Rubia, de distribuir entre sus 15 colegas de toda España documentos en los que se ponen al descubierto las injusticias cometidas contra Gerardo y sus demás compañeros y familiares.

Más aún, ese funcionario, elegido por el Parlamento pero políticamente independiente, prometió contactar también con sus iguales en otros países, con lo cual aportó una importante contribución en la batalla por romper el cerco del silencio impuesto por Estados Unidos.

IDEAS CONTRA EL SILENCIO

En uno de los encuentros sostenidos por Adriana y Olga con colectivos sociales españoles, surgieron en el intercambio de información novedosas ideas que serán puestas en ejecución en el más corto plazo posible.

Están por ejemplo el propósito de confeccionar un libro sobre el caso de Los Cinco, escrito a dos manos por juristas cubanos y españoles de reconocida trayectoria profesional, en el que se ofrezcan los más mínimos detalles del proceso y se ponga al desnudo la farsa ejecutada en Miami.

Una iniciativa muy bien valorada fue la propuesta de un asistente a uno de los encuentros de crear un novedoso sistema de distribución de textos sencillos y explicativos sobre esos luchadores antiterroristas, que él denominó “piramidal” por su efecto multiplicador.

Es un mecanismo mediante el cual, a partir de la impresión de un mínimo de octavillas con un ruego de “reproducir y redistribuir” y dar cuenta de ello, se pueden lograr miles y miles de copias y, lo más importante, ponerlas en circulación.

Otras ideas logradas en esta nueva visita de Adriana y Olga tienen que ver con el interés de un mejor aprovechamiento de las posibilidades que ofrece Internet, y que en cada contacto virtual que se tenga, colocar el mensaje sobre Los Cinco, como hace ya la Coordinadora en sus correos.

Un propósito de sumo interés fue el expresado por un grupo de intelectuales, académicos y líderes de opinión, de convocar una reunión internacional en Madrid de personalidades destacadas en esos ámbitos, de la que seguramente surgirán nuevas campañas y programas.

En los contactos mantenidos, en especial con los comités por la liberación agrupados en la coordinadora estatal, fue valorada muy positivamente la marcha del año pasado en Madrid a favor de Los Cinco, que movilizó a más de dos mil ciudadanos.

Tomando en cuenta esa experiencia y la de Salamanca durante la XV Cumbre Iberoamericana, donde se realizó una marcha en apoyo a las delegaciones de Cuba y Venezuela, se planteó la idea de buscar medios para cerrar esfuerzos similares este año con algún acto masivo.

Adriana y Olga plantearon una idea central: la esperanza de liberación inmediata e incondicional de Los Cinco, porque son inocentes de los cargos imputados, no puede basarse en un cambio de Gobierno en Estados Unidos o acciones de tipo parlamentaria.

Es de suma trascendencia obligar al Gobierno de Estados Unidos a no burlar ni escamotear sus propias leyes, su Estado de derecho, su Constitución, y a cumplir con la justicia que tanto ha violado.

La esperanza de una victoria debe estar centrada en las acciones del movimiento mundial de solidaridad y en el fortalecimiento constante de la presión internacional sobre sus verdugos.

Pero también, en el reconocimiento de la honestidad de jueces como los tres de la Corte de Apelaciones de Atlanta, que anularon el ilegal juicio de Miami y exigieron la celebración de otro en un escenario diferente, aún cuando el Gobierno de Bush maniobró para invalidar esa decisión.

07/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: