Inicio Lamentable haber incumplido la Convención Belém Do Pará

Lamentable haber incumplido la Convención Belém Do Pará

Por Rafael Maya

La Organización de Estados Americanos (OEA) lamentó hoy que ninguno de los 31 países del continente que ratificaron la Convención Interamericana de Belém Do Pará, para erradicar la violencia contra las mujeres, haya cumplido a cabalidad con las disposiciones del tratado internacional.

La especialista de la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM), organismo de la OEA, Mercedes Kremenetzky, afirmó que según las investigaciones más recientes, la violencia contra las mujeres en el continente americano no se ha reducido.

La abogada y funcionaria de la CIM dictó la conferencia magistral “El Derecho de las Mujeres a Vivir sin Violencia y la Obligación del Estado Mexicano a Garantizarlo en el Marco de la Convención de Belém Do Pará”, durante el Congreso Internacional para Apoyar la Armonización de las Legislaciones Locales con los Instrumentos Internacionales en Materia de Derechos Humanos de las Mujeres, que concluyó hoy en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Kremenetzky precisó que a diferencia de la Plataforma de Acción de la Conferencia Mundial de la Mujer de Pekín, la Convención De Belém Do Pará –que entró en vigor en 1995– tiene carácter vinculante, lo que significa que los estados integrantes tienen la obligación de cumplir con sus disposiciones para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres.

Explicó que los Estados que incumplen con lo establecido en esa convención no pueden ser sancionados, ya que en el tratado internacional no se estipuló algún tipo de castigo.

La especialista dijo que con base en una encuesta del año 2000 en 19 países de América, realizada por el CIM, se observa que los Estados presentan múltiples dificultades para la plena implementación en sus legislaciones de lo dispuesto en la Convención de Belém Do Pará.

Entre los obstáculos, Mercedes Kremenetzky mencionó la falta de voluntad política de los gobiernos de la región, para tomar las medidas necesarias para sancionar y prevenir la violencia contra las mujeres. Aclaró que México ha mostrado voluntad para avanzar en el combate a la violencia de género.

La jurista dijo que entre los desafíos para los gobiernos de América y el Caribe es garantizar el pleno acceso de las mujeres a la justicia, y otorgar amplia protección a las víctimas de violencia.

Entre otras fallas en los países, Kremenetzky agregó la falta de presupuesto suficiente que acompañe la aplicación de cambios legales; la falta de sensibilización del personal de procuración de justicia; deficiencia en la reparación del daño; y la inexistencia de un sistema nacional de registro de violencia contra las mujeres, entre otros.

Por otra parte, durante las mesas de trabajo del Congreso Internacional, el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) propuso que las políticas públicas y la legislación en México garantice la no discriminación y el acceso de las mujeres a los derechos sexuales y reproductivos.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más