Inicio Las cooperativas, una opción laboral para las mujeres

Las cooperativas, una opción laboral para las mujeres

Por Lourdes Godínez Leal

Las cooperativas son una alternativa para que las mujeres se agrupen y formen sus empresas dado que el Estado no soluciona sus necesidades, consideró este día Delal Atmaca, doctora en economía y cofundadora del Centro para el Apoyo a Fundadores de Empresas para Estudiantes de la Universidad de Marburg, Alemania.

Al participar en el encuentro convocado por la Fundación Friedrich Ebert, la asociación Ashoka y Milenio Feminista, “La experiencia de una cooperativa de mujeres en Alemania: la economía de las viejas”, la especialista en economía resaltó el trabajo de su iniciativa de cooperativa de mujeres que incluso, destacó, es la mas importante y grande de Europa.

La cooperativa, explica, que se registra como tal en 1992, integra a mas de 15 mil afiliadas de entre 30 y 40 años de edad, 60 de las cuales tienen sus empresas en un edificio de 13 pisos. Ahí, explica, también hay viviendas para las mujeres empresarias, hay oficinas, naves, talleres y locales que se rentan.

Las mujeres están agrupadas en 13 departamentos de interés social pero ahí solo pueden vivir madres solteras, mujeres de bajos ingresos. Los departamentos son de dos a cuatro habitaciones y aunque hay muchas madres solteras que son lesbianas, refiere, estas no pueden vivir juntas pues la sociedad todavía es muy tradicionalista y no acepta otro tipo de familia que no sea la tradicional.

Almaca explicó también que la cooperativa surge como una iniciativa de mujeres emprendedoras residentes en la antigua Alemania del Este.

Al caer el muro de Berlín, recuerda la especialista en género y economía, las mujeres quedaron sin empleos, ni redes, ni nada, entonces a pesar de las diferencias ideológicas con las mujeres del Oeste y tras ver que el Estado no les resolvería su situación deciden organizarse con otras mujeres en lo que denominaron la “Economía de las Viejas” en referencia a la minimización que el estado hace de sus necesidades.

Académicas, políticas, investigadoras, estudiantes dieron vida a esta cooperativa de mujeres que tiene como objetivo fomentar entre sus integrantes mejores condiciones para sus empresas, así como la creación y aseguramiento del puesto de trabajo y fortalecimiento en el sector económico, social y cultural.

Sólo en la medida que a las mujeres se les capacite para el trabajo podrán adquirir armas para su independencia y de ello dependerá también su desarrollo social y cultural, explicó Atmaca a Cimacnoticias.

Delal Atmaca, explica que actualmente existen 63 empresas de mujeres que trabajan independientemente y en diez años solamente han cerrado el 3 por ciento de estos negocios.

Las empresas de mujeres que forman parte del Centro Cooperativo se consideran ecológicas puesto que usan energía solar, tienen instalaciones para recoger agua de lluvia, tienen su propia planta de energía eléctrica, y separan aguas negras y la basura.

Cuentan con una red de profesionistas para intercambiar servicios e información que brindan cualquier tipo de asesoría.

Delal Atmaca destacó el papel de la Comisión Europea en la integración de mujeres en la economía mediante el otorgamiento de financiamiento dirigido a combatir las desigualdades económicas entre los países de esta región y rechazó formular propuestas para formar una cooperativa similar en México pues dijo, son países con condiciones diferentes.

En la inauguración Magdalena García Hernández, experta en género y economía de la Red de Mujeres Líderes del Acuerdo de Cooperación Económica Asia-Pacífico (Apec), sugirió que el gobierno mexicano revise sus acuerdos comerciales como el Tratado de Libre Comercio para América del Norte pues no incluyen las desigualdades de género.

García Hernández quien también es coordinadora nacional del Eje de Políticas de Desarrollo de la Coordinación Nacional de Mujeres por un Milenio Feminista destacó este modelo de cooperativa europeo pues indicó que en los tratados de esa región se hacen consideraciones sobre las asimetrías de género y se intenta reducirlas, indicó.

Inés González, de la FES, y Susana Vidales, de la agrupación convocante, Ashoka, coincidieron en que es importante impulsar y promover nuevas relaciones de género en la economía y en la sociedad así como impulsar los proyectos productivos de mujeres.

2003/LGL/MEL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más