Las maestras que se atreven a luchar, lo hacen por superarse

LABORAL
    En un ambiente de discriminación las mentoras celebran su día
Las maestras que se atreven a luchar, lo hacen por superarse
Por: Román González
cimac | México DF.- 14/05/2002

"Además de estar sentada aquí, pelando chiles, después de haber dejado la casa, el trabajo, la familia y la comodidad, aunque no viva como rica, estoy comprometida con una lucha que desde 1989 iniciamos", aseguró la profesora de primaria, Alta Gracia Chávez Rueda, proveniente de Apatzingan, Michoacán.

En el campamento que los integrantes del magisterio nacional instalaron en el Zócalo de la Ciudad de México, la profesora de preescolar, Martha Flores Rodríguez, interrumpe la plática para señalar que ideológicamente las educadoras han avanzado y ahora, con nuevos conocimientos, "nos hemos vuelto más rebeldes".

Para ejemplificar mencionó las críticas que tienen que padecer por parte de los familiares que consideran abandonados a los hijos, o las presiones de los marido cuando no simpatiza con el movimiento e incluso en el peor de los casos la actitud violenta que muchos asumen con tal de bloquearlas y debilitarlas moralmente.

Al retomar la palabra Altagracia comenta que "a pesar de las dificultades, es un hecho que las maestras que se atreven a luchar, lo hacen por superarse".

Para la socióloga egresada de la UNAM, Concepción Silvia Nuñez Miranda, las limitantes principales para que las mentoras puedan participar e incluso ser dirigentes del movimiento sindical, es muy variable, todo depende del momento de las movilizaciones; por ejemplo, en ocasiones únicamente se desea que las profesoras estén presentes en las asambleas, paros o plantones.

En cambio, destacó, en los plantones permanentes las acciones se diversifican: hay que botear, brigadear, volantear. "En este tipo de actividades las compañeras no participan, algunas por pena o por falta de costumbre sólo se concretan a estar en el lugar del plantón y hacer las tareas de cocina, aseo o vigilantes."

Según su experiencia, la educación formal e informal que reciben las mujeres, en este caso las maestras, define la percepción del mundo que en gran medida refuerza la subordinación de la mujer hacia el hombre en la vida familiar cotidiana; subordinación que se manifiesta en los distintos papeles que como esposa-madre y ama de casa tienen que desempeñar.

Con este entorno es como mañana se celebrará el día del maestro, pese a que las profesoras sean la mayor parte de la planta laboral del magisterio.







       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente