Inicio Las Metas del Milenio desestiman derechos sexuales y reproductivos

Las Metas del Milenio desestiman derechos sexuales y reproductivos

Por la Redacción

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio deben incorporar los derechos sexuales y reproductivos, olvidados en su versión inicial, así como los avances logrados en las conferencias mundiales sobre población y mujeres. Tal es el reclamo de organizaciones y redes de mujeres, reunidas en Río de Janeiro esta semana.

Reunidas en un simposio latinoamericano que repite reuniones similares en otras regiones, diversas organizaciones que trabajan en salud, género, población y Vih/Sida, discutieron acerca de los alcances y carencias de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio, aprobados por 191 jefes de Estado y de Gobierno en el año 2000 en la Asamblea General de Naciones Unidas.

Los países se comprometieron a tomar nuevas medidas y aunar esfuerzos en la lucha contra la pobreza, el analfabetismo, el hambre, la falta de educación, la desigualdad entre los géneros, la mortalidad infantil y materna, la enfermedad y la degradación del medio ambiente.

Los objetivos incluyen recomendaciones de todas las grandes conferencias promovidas por la ONU en los años 90. “La única no contemplada es la de El Cairo”, es decir la Conferencia sobre Población y Desarrollo realizada en la capital egipcia en 1994, criticó Alejandra Meglioli, representante de la Federación Internacional de Planificación de la Familia-Región del Hemisferio Occidental (IPPF/WHR, por sus siglas en inglés) IPPF/WHR en Brasil.

Para Carmen Barroso, directora de IPPF/WHR, organización promotora del simposio latinoamericano que se realizó en Río de Janeiro, las metas del milenio, que serán revisadas por la ONU en 2005, no contemplan el “papel de la planificación familiar en el proceso del desarrollo”.

Es necesario “incluir políticas que faciliten el acceso universal a los anticonceptivos y a la información” sobre su uso, efectos y alternativas, para que las personas puedan decidir, dijo Barroso a la agencia de noticias IPS.

Los derechos sexuales y reproductivos sólo se relacionan “de forma incompleta” e indirecta con tres de las ocho metas, se observó en el simposio, que contó con 200 participantes, divididos en un encuentro brasileño y otro caribeño realizados el lunes y martes pasados.

De esta forma, se proponen la igualdad de género en la educación, el trabajo y la representación política e igualmente se establece la reducción de la mortalidad materna, y asimismo se busca detener el avance del sida y de otras enfermedades epidémicas.

Las metas del Milenio tienen también como finalidad reducir a la mitad la proporción de población que padece pobreza extrema y hambre, disminuir la mortalidad infantil, universalizar la enseñanza primaria y establecer el desarrollo con sustentabilidad ambiental.

Las conclusiones de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, celebrada en Beijing en 1995, tampoco están debidamente incluidas en esas metas, se quejaron organizaciones feministas y de con trabajo en salud reproductiva.

Para corregir tales omisiones, se impulsa un movimiento mundial con 10 grupos de expertos de organizaciones de la sociedad civil, universidades, agencias de la ONU y gobiernos, que discutirán y prepararán propuestas para la revisión de los Objetivos del Milenio, el próximo año, reprodujo Mujereshoy.

La Conferencia Beijing + 10, que también se realizará en 2005 para evaluar los resultados de 10 años de aplicación de su plan de acción, será otro factor de movilización.

Las opiniones se dividen entre quienes quieren adicionar una meta específica sobre el acceso universal a los derechos sexuales y reproductivos y quienes propugnan su mejor explicitación en objetivos ya definidos y afines, admitió Barroso.

Hay también activistas latinoamericanos para quienes “no vale la pena” incorporar nuevas “metas reduccionistas”, que no reflejarán los documentos “más amplios” aprobados en El Cairo y en Beijing, observó Meglioli a IPS.

De todas formas, los encuentros regionales en los que se discute la cuestión pretenden presionar para que los derechos sexuales y reproductivos y sus indicadores específicos sean incluidos tanto en los Objetivos del Milenio como en los reclamos sociales.

No sólo se necesita que la cuestión haga parte de los compromisos gubernamentales, sino también de las preocupaciones de la población, destacó Meglioli, socióloga argentina especializada en el tema.

Si no se aseguran los derechos de la mujer, no habrá “pleno acceso a la información y a los métodos anticonceptivos” que permiten evitar riesgos y exceso de embarazos, a la atención prenatal, ni a la prevención del cáncer ginecológico, el sida y los problemas del aborto, comentó Ney Costa, director de Bienestar Familiar en Brasil, una de las organizaciones que apoyaron el simposio.

Otros temas, como el trabajo y el empleo, tampoco constan de los objetivos y son reclamados por diversos movimientos, recordó Meglioli.

El simposio discutió además los obstáculos a la generalización de los derechos sexuales y reproductivos, como el orden económico internacional vigente, que amplía desigualdades y exclusiones.

Las diferencias étnicas deben ser contempladas en las metas

La mortalidad infantil y materna es mucho mayor en la población negra que entre los blancos en Brasil, y es mucho menor el acceso de los negros al sistema de salud, destacó Maria Inés Barbosa, de la gubernamental Secretaría Especial de Promoción de Igualdad Racial.

La erradicación de la homofobia fue un reclamo del movimiento de homosexuales brasileños, representado por Luis Mott, dirigente del Grupo Gay de Bahía, que lamentó la discriminación sufrida por las minorías sexuales. Brasil es “campeón en asesinatos de homosexuales”, con una víctima cada dos días, destacó.

Los derechos reproductivos les son negados a los contaminados por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH, que provoca el sida), acotó María Cristina Pimenta, técnica en prevención de esa enfermedad del Ministerio de Salud.

Un estudio reveló que en la ciudad de Sao Paulo (la más poblada de Brasil), 50,6 por ciento de las mujeres con VIH fueron esterilizadas, contra solo 3,4 por ciento de la población en general, ejemplificó.

2004/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content