Inicio Las mujeres activas y con experiencia sexual provocan inseguridad al hombre

Las mujeres activas y con experiencia sexual provocan inseguridad al hombre

Por la Redacción

Un cambio importante en el modelo clásico de sexualidad está provocando más inseguridad en los hombres, de acuerdo con Muriel Loisseau, psicóloga y terapeuta sexual.

“Durante décadas la hegemonía del hombre en la cama los resguardó de cualquier temor. Él era el que proponía, el que guiaba el acto sexual, el que de alguna manera gozaba del sexo”, señala la especialista de la Universidad chilena Diego Portales.

Ahora, indica la psicóloga, las cosas cambiaron. Ellas no llegan vírgenes al matrimonio, tienen puntos de comparación y opinión acerca de lo que desean o no durante la relación sexual. “Tienen exigencias, expectativas y han reivindicado su derecho al placer y al orgasmo. El campo se le puso difícil al hombre”, opina la experta.

El siquiatra Juan Ariel Zuñiga concuerda con esta idea y agrega que las mujeres activas y con experiencia en la cama le quitan seguridad al hombre, acostumbrado a tomar la iniciativa sexual.

“La pregunta que se hacen ellos cuando las mujeres les propone relaciones sexuales, incluso con ideas novedosas, es cómo satisfacerlas si están tan seguras de lo que quieren. También los inquietan las mujeres bellas, atractivas, que ha tenido muchos amantes durante su vida”, concluye.

Los terapeutas expertos en sexualidad dicen que gran parte de la inseguridad de los hombres en la cama es debido al modelo de desempeño masculino que ha imperado por décadas, a lo que se suma ahora un rol más activo de las mujeres en la relación sexual.

Para Juan Ariel Zúñiga, siquiatra y terapeuta de pareja, la potencia en el acto sexual es motivo de preocupación frecuente entre los hombres: “Les alarma mucho que las cosas no funcionen en la cama, ya sea porque hubo eyaculación precoz-frecuente entre los adolescentes- o porque no fue posible una erección, queja común entre los hombre mayores”.

Muriel Loisseau, psicóloga y terapeuta sexual, asegura que también el contexto social repercute en la sexualidad masculina: “Las mismas exigencias de desempeño perfecto que se dan en lo laboral se aplican ahora en el plano sexual. Por lo mismo, pretender ser siempre el mejor, el temor a no cumplir las expectativas de la pareja y un posible fracaso les provocan angustia”.

Por otro lado, hay dos temores que rondan la sexualidad de un hombre: padecer una disfunción sexual y no poder engendrar un hijo. Esto último lo relacionan incluso con funcionar bien.

“Al hombre le es muy difícil aceptar que tiene un problema sexual, como eyaculación precoz o impotencia, pues siente que se pone en juego su virilidad o calidad de macho”, señala Juan Ariel Zúñiga.

Además, los hombres sienten que la sexualidad de las mujeres, su capacidad de disfrutar y el orgasmo dependen de ellos. “Todos esperan que después del acto sexual ellas les digan si llegaron al orgasmo. Lo preguntan directa o indirectamente en espera de que la respuesta sea “que estuvo fantástico”.

Empero, si ellas dicen que podría haber sido mejor, reciben un golpe, inmediatamente se culpan de la insatisfacción de las mujeres y comienzan a dudar de su capacidad en la cama”, indica Zúñiga.

2004/GV/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content