Inicio Las Mujeres en campaña

Las Mujeres en campaña

Por Marta Guerrero González

La elección del Estado de México fue toda una experiencia en varios sentidos. Mi trato con la gente, el típico toca puertas en el trabajo de campo, me consiguió un acervo de nuevas amistades.

Nos dimos cuenta de cosas tan sencillas para nosotras representa un problema o un enigma en el mejor de los casos, como es el uso de la computadora. Las mujeres de 55 de edad en adelante, perfectamente capaces de trabajar en muchos campos, no saben usar las computadoras y eso les impide acceder a ciertas ofertas de empleo.

Ellas no saben ni siquiera reconocer el lenguaje de la tecnología de punta y en el fondo tienen no miedo, sino pavor a enfrentarse con las máquinas. Bien fácil sería organizar talleres vespertinos en los barrios y dar capacitación a todas ellas, quienes aún sin contar con las computadoras podrían practicar en los cafés o establecimientos de renta, o en el mismo campo de impartición.

Por otro lado, recogí algunas anécdotas chistosas, como una señora que se vino a quejar conmigo porque su marido la había dejado con todo y la casa, desde hace 15 años y, por supuesto, adeudaba el predial de todos esos años y contaba con la ilusión de que yo al llegar al cabildo le condonara la deuda.

Otra se quejaba de que su patrona no le pagaba pues en el changarro de comida económica no se paraban ni las moscas; primero le pregunté si guisaba rico, pero aún así no había clientela, entonces le sugerí que renunciara, a lo que me contestó que era una irresponsabilidad de mi parte aconsejarle que dejara el trabajo con el desempleo que hay…

Otra me dijo que su marido bebía mucho y cuando le pagaban evadía la casa para irse directo a la cantina, su petición consistía en que yo obligara al patrón a darle directamente la paga a ella o que le cerrara la cantina de su preferencia…

Otra me dijo que su vecina andaba circulando el chisme de que ella hacía mal de ojo y por esa razón la miraban feo en el barrio, me pedía que le hiciera una campaña a favor de su prestigio…

Una mujer líder, me reclamo porque yo no quería hacerle ninguna promesa, excepto que la recibiría cuantas veces fuera necesario y le daría una respuesta inmediata sobre su queja, pero eso le parecía poca cosa, ella deseaba promesas y más promesas como le hacen todos los candidatos de los demás partidos… (“no queremos realidades, queremos promesas”, versaba una barda en Veracruz)

¿Qué no nos van a dar una gorra, un encendedor, una pluma, algo? No, le traje este folleto con las ideas del candidato. ¡Eso no cuenta! El PAN está regalando electrodomésticos… Bueno, le dije, usted acepte el regalo y piense en las ideas…

Nada cuesta más a los humanos como cambiar de costumbre… Tanto peca el que roba la vaca como el que le detiene la pata.

La enseñanza política la comentaré en otra columna. Por lo pronto, me Pongo a sus órdenes como regidora a partir del 18 de agosto, estaré en el Palacio municipal de Naucalpan por los próximos tres años.
*Regidora electa, Naucalpan, Edomex

06/MG/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content