Inicio » Las mujeres pobres no gozan las ventajas de vivir en una ciudad

Las mujeres pobres no gozan las ventajas de vivir en una ciudad

Por Gladis Torres Ruiz

/

México DF, 27 junio 07 (CIMAC).- Ninguna de las desventajas que padecen las y los pobres urbanos, en comparación con las y los demás habitantes de las ciudades, es más pronunciada que la relativa a los servicios de salud y en este punto las mujeres se encuentran en una situación particularmente desventajosa, afirma el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés).

Esto, porque las mujeres urbanas pobres están más expuestas a más altos riesgos de salud reproductiva que el resto de las mujeres que viven en la ciudad, además de tener menos probabilidades de obtener servicios de buena calidad, abunda el organismo internacional en su informe sobre el Estado de la Población Mundial 2007 Liberar el potencial del crecimiento urbano.

Si bien en todo el mundo las tasas de fecundidad en las ciudades son inferiores a las del campo, esto no significa que todas las mujeres residentes de ciudades tengan el mismo acceso a servicios de salud reproductiva. En algunos casos su situación en materia de salud reproductiva se asemeja mucho a la de las mujeres rurales.

Pese a ello, en las zonas urbanas la aplicación de programas y políticas de salud, combinados con una mejor focalización de los servicios y los recursos, podrían elevar rápidamente el estado de salud de las mujeres, en particular de su salud sexual reproductiva, enfatiza el documento.

El acceso de las mujeres a los servicios de salud es de vital importancia debido a sus funciones reproductivas y porque además llevan desproporcionadamente la carga de cuidar a las y los ancianos, enfermas y enfermos y son quienes más trabajan para mitigar la pobreza a nivel comunitario.

Un mejor acceso de las mujeres a la educación y el empleo contribuye a la ampliación general de su autonomía, a su capacidad de ejercer sus derechos a la salud incluida la reproductiva y a mejorar sus oportunidades en la vida.

Aunque los servicios y oportunidades tienden a ser más accesibles para las mujeres en las ciudades que en el campo, en el caso de las mujeres pobres la falta de tiempo y de dinero, así como la falta de libertad para adoptar decisiones en el hogar o incluso para desplazarse por la ciudad pueden contrarrestar esas ventajas.

En lo que respecta a los derechos sexuales y reproductivos, el autor del informe, Goerge Martine, entrevistado por Cimacnoticias durante la presentación del documento apuntó que en este tema lo que sucede en las ciudades es que las mujeres y los hombres sienten una necesidad más grande de reducir el tamaño de sus familias, esto en función de diversas causas como el espacio, la inseguridad y primordialmente de ofrecer a sus hijas e hijos todo lo que les gustaría brindar.

Pese a ello, la falta de acceso a la información y servicios para que las mujeres y los hombres puedan ejercer su sexualidad de acuerdo con sus intereses ha ocasionado en todas partes del mundo un alto nivel de fecundidad no deseado ya que en todo el mundo este nivel es muy alto.

MUERTE MATERNA

El informe del UNFPA destaca que la mortalidad materna sigue siendo increíblemente alta, cada año suceden el mundo aproximadamente unas 529 mil defunciones, el 99 por ciento de ellas en países en desarrollo.

Cuatro de cada cinco de estas defunciones son resultado directo de complicaciones obstétricas, la mayoría de las cuales hubieran podido ser evitadas si el parto hubiera contado con la atención de personal capacitado, y si estas mujeres hubieran tenido acceso a servicios obstétricos de emergencia.

En este sentido el documento detalla que la existencia de atención obstetricia por personal capacitado y el acceso a servicios de emergencia explican por qué razón la mortalidad materna suele ser menor en las zonas urbanas.

Donde las posibilidades de que una mujer sea atendida por personal capacitado durante el parto es tres veces superior a la de las mujeres rurales.

Sin embargo las mujeres urbanas pobres tienen menos probabilidades de ser atendidas en el parto por personal capacitado.

Las razones por las que las mujeres urbanas pobres no tienen atención materna son varias, como la pobreza, las demandas más apremiantes de otros gastos del hogar, otras exigencias que pesan sobre su tiempo, sus numerosas responsabilidades y la ausencia de infraestructura de apoyo como transporte y guarderías infantiles.

07/GT/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: