Inicio Las mujeres ya no somos invitadas de piedra a la historia

Las mujeres ya no somos invitadas de piedra a la historia

Por Gerardo Romo Arias

La gobernadora Amalia García propuso a las Zacatecanas realizar una revolución desde su hogar al exhortarlas a que durante 8 días “hagan lo que realmente les gusta”, que se den tiempo para salir al teatro, leer un buen libro, etcétera”.

Y en ese mismo sentido planteó ¿qué sucedería si en la casa hubieran decidido todas que hoy no se levantan, que les llevaran el desayuno a la cama y un libro para leer?…

Añadió en tono irónico “yo sé que nadie se preocuparía porque seguramente el marido lavaría, plancharía, prepararía la comida, “porque además los hombres son muy buenos para coser son realmente extraordinarios”.

“Si al niño le diera calentura, ya sabemos que el marido no se asustaría iría por el termómetro, le haría un té y no dormiría en toda la noche”…

Entonces nació un aaahhhhhhhhhhh! que inundó el teatro Calderón donde más de 300 mujeres reían incrédulas ante lo descrito por su gobernadora en ocasión del Día Mundial de la Mujer.

Si las mujeres de Zacatecas durante una semana dejáramos de hacer todo eso realmente habría un desastre, no abrirían las tiendas, los comercios, no funcionarían los camiones no marcharía nada.

“Las mujeres realizamos un trabajo en el hogar que no se reconoce como tal”, y aunque así fuera tampoco eso es suficiente, lamentó la mandataria estatal.

La gobernante deseó entonces que eso signifique políticas públicas que hagan más ligeras las labores de las mujeres en el hogar, que se aprueben presupuestos en el congreso que permitan haya más recursos para que sea menos pesado el trabajo de las mujeres.

La gobernadora recordó la revolución construida por el movimiento obrero con el que se logró reducir la jornada laboral a 40 horas semanales. En contraparte lamentó que las mujeres actualmente trabajen hasta 100 horas a la semana y no les sea reconocida su actividad.

Las mujeres, aseguró, ya nos somos invitadas de piedra de la historia, ahora somos actoras de la historia, de nuestra propia historia”.

Y culminó con una esperanza.

“Ojalá llegue un momento en la historia de México y la humanidad que no tengamos que pelear por nuestros derechos porque simple y sencillamente todos se respetan y se cumplen. Esa es nuestra aspiración”.

2005/GR/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content