Inicio Las PAE, otra vez en el ojo del huracán

Las PAE, otra vez en el ojo del huracán

Por Guadalupe Vallejo Mora

Más allá de la polémica suscitada en nuestro país por la inclusión de la Píldora Anticonceptiva de Emergencia (PAE) al Cuadro Básico de medicamentos, deben considerarse los argumentos científicos y de salud pública en los que se basa la decisión gubernamental federal.

Uno de ellos, y tal vez el más peso, es el hecho de que la PAE contribuirá a evitar embarazos no deseados y abortos, sobre todo de este último, el cual arroja una lista oficial de 110 mil al año y un registro “negro” de más de 850 mil al año. La “píldora” amplía las posibilidades de acceder al derecho constitucional de decidir el número y espaciamiento de las hijas e hijos.

Ni el propio gobierno, principal impulsor de la medida, se ha visto ajeno a la polémica, toda vez que el conservador secretario de Gobernación, Carlos Abascal Carranza, y el secretario de Salud, Julio Frenk Mora, han manifestado posiciones encontradas, lo que refleja la magnitud de la polarización social que existe por la inclusión de la PAE en el cuadro básico de medicamentos.

Lo cierto es que esta discusión llevó ya al Secretario de Salud a informar el pasado 20 de julio que se decidió someter a discusión los alcances de la PAE, ante las inquietudes expresadas por representantes de la jerarquía católica, no sin antes reiterar que su incorporación al Cuadro Básico es resultado de un proceso colegiado y de una amplia consulta.

La jerarquía católica, eterna defensora de posiciones conservadoras, en voz del arzobispo primado de México, el cardenal Norberto Rivera Carrera, había manifestado su más profundo rechazo a la medida por considerarla “abortiva”, posición que ha tenido eco en la oficina del secretario Abascal y que cuenta con el apoyo de los grupos políticos de derecha ligados al PAN y a las tradiciones “pro vidas”, tanto en la provincia como en las grandes ciudades del país.

En la discusión, la posición de la propia esposa del presidente, Martha Sahagún, ha salido a relucir a favor de la píldora. Al salir de misa en el rancho San Cristóbal, la primera dama negó que la PAE sea abortiva y aun más, afirmó que su uso impedirá embarazos no deseados.

“Hay que entender muy bien de qué se trata; hay que entender muy bien toda la parte técnica del manejo de esta píldora; hay que entender muy bien que no se trata de un abortivo”, dijo al concluir el servicio religioso dominical, al cual asiste regularmente con su esposo.

EFECTIVIDAD DE LA PAE

Para la Fundación Mexicana para la Planeación Familiar (Mexfam), dichos fármacos son efectivos cuando se toman dentro de las primeras 72 horas en caso de violación sexual; después de haberse producido una relación sexual sin protección o cuando el condón se rompió y no se tomaron con tiempo los anticonceptivos.

La distribución de la PAE debe hacerse efectiva en un plazo de 120 días, en las más de 19 mil unidades de atención y hospitales públicos de todos los niveles de gobierno que operan a nivel nacional, tal y como establece la disposición publicada el pasado 11 de julio en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

A la fecha no sólo estados como Querétaro o el ayuntamiento de Veracruz han manifestado su oposición a la inclusión de la misma al Cuadro Básico y, por supuesto la jerarquía católica, sino también quien debiera velar porque la laicidad en México sea una realidad: el secretario Abascal Carranza, postura que a decir del investigador de El Colegio de México, Roberto Blancarte, “contradice las políticas de Estado, porque con ello sabotea el interés general”.

Para el investigador “el problema es que hay una confusión respecto al papel que debe asumir (Abascal)”, porque “no está haciendo la indispensable distinción entre sus creencias personales y su función de velar por el interés general, previsto dentro de las leyes y las políticas públicas que han sido establecidas por el Estado, como la de población”.

Blancarte considera que una minoría no puede limitar el acceso de la píldora a una mayoría, porque el 80 por ciento de los católicos, según las encuestas, está a favor de las PAE y explica: “Aunque fuera una minoría la que quiere acceder a ellas, tampoco se justifica la pretensión de restringirle ese derecho”.

El debate llevó incluso a decir al Cardenal Norberto Rivera Carrera que era muy grave que el presidente Fox “no se haya percatado” de que la píldora de emergencia entró al Cuadro Básico de Salud. “Lo único que sé es que cuando sale en el Diario Oficial hace meses, el presidente y el secretario de Gobernación no tenían ninguna información”, señaló.

Otra posición que se ha sumado a las ya expresadas es la de Asa Cristina Laurell, secretaria de Salud del Gobierno del Distrito Federal, una de las colaboradoras más cercanas al jefe de Gobierno capitalino, Andrés Manuel López Obrador, quien destacó que ”(La píldora del día siguiente) es un método reconocido por la Organización Mundial de la Salud y prácticamente en todos los países está”.

En enero de 2004, la Secretaría de Salud publicó la NOM-005-SSA2-1993 que indicaba que pastillas como el Ovral, Eugynon, Nordiol y Neogynon, entre otras, pueden ser utilizadas por las mujeres en los tres días siguientes a un coito no protegido, a fin de evitar embarazos no planeados.

La pastilla de emergencia fue incluida en la NOM el año pasado, pero la polémica surgió al restructurarse el Cuadro Básico federal. “Lo incluido en el nuevo catálogo es la nueva presentación, pero la sustancia ya estaba”, argumentó Laurell.

PIDEN ONG NO RETROCEDER

Organizaciones feministas consideraron que reabrir el debate sobre la anticoncepción de emergencia es un retroceso para el país; “obedece al intento de grupos de derecha de obstaculizar todas las políticas públicas dirigidas a evitar embarazos no deseados”, opinaron.

Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad; Equidad de Género, Ciudadanía, Trabajo y Familia; Fundar; Centro de Análisis e Investigación; Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE); Letra S, Sida, Cultura y Vida Cotidiana, y Salud Integral Para la Mujer (SIPAM) llamaron al gobierno federal y a los gobiernos estatales a garantizar la adquisición, el abasto eficiente y oportuno de las Pastillas Anticonceptivas de Emergencia (PAE), así como la difusión para que las mujeres conozcan el método anticonceptivo y tengan, en la realidad, acceso a él.

“Nos preocupa que esta discusión ya estaba acabada y se vuelve a retomar algo que tiene un aval internacional y que ha cubierto un proceso jurídico y científico”, señaló por su parte el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE).

2005/GV/GM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content