Inicio Latinas se unen a la agenda mundial de la ONU

Latinas se unen a la agenda mundial de la ONU

Por Isabel Inclán/corresponsal

A pesar de que Canadá se distingue por su protección a los derechos de las mujeres, todavía hay mucho por hacer, no sólo para que haya más paridad salarial y política entre hombres y mujeres sino para disminuir el índice de violencia contra las madres y sus familias, que se sigue dando en este país de primer mundo.

A nivel mundial el escenario es más dramático: una de cuatro mujeres es víctima de violencia o fue víctima en algún momento de su vida.

Según estimaciones de la ONU, entre 700 mil y 4 millones de mujeres de todo el mundo son obligadas anualmente a ejercer la prostitución o son vendidas para ese fin, y que las ganancias de la esclavitud sexual oscilan entre 7 mil y 12 mil millones de dólares.

Asimismo, se estima que todos los años más de 2 millones de niñas son objeto de mutilación genital, lo que equivale a una niña cada 15 segundos.

Violencia, abuso, mutilación, mujeres con una participación baja en el mercado laboral y ocupando segundos puestos, discriminación y cada vez menos presupuesto para programas y servicios de ayuda a la mujer.

De todo esto se habló en el Foro Mitos y Realidades de la Mujer Latinoamericana en Canadá, organizado por el Conversatorio de Mujeres, grupo que impulsa a la mujer hispana en Toronto.

Las tres ponentes fueron, Raquel Ferrer, psicóloga colombiana, Gilda Gómez, coordinadora del programa Mujer del Bloor Information and Life Skills Centre, e Isabel Inclán, corresponsal extranjera y periodista de Correo Canadiense.

Raquel Ferrer hizo un recuento de las actuales condiciones de las mujeres, tales como: abuso de la mujer y su marginalidad excluyente; la eterna doble jornada de trabajo; “epidemia” de embarazos prematuros; y salud mental vulnerable.

Ante esto propuso el “empoderamiento” de la mujer a través de participar en la autogestión de servicios de apoyo para fortalecer el desarrollo de las mujeres. Planteó como reto: ¿cómo empoderarnos en nuestro rol de mujeres?

Isabel Inclán, por su parte recordó que la violencia contra las mujeres es el delito más común, pero menos castigado del mundo. Por lo menos una de cada tres mujeres ha sido golpeada, obligada a tener relaciones sexuales o maltratada a lo largo de su vida. Por lo general, el autor de la violencia es un miembro de su propia familia o conocido. La violencia en el hogar es la forma más generalizada de maltrato de la mujer en el mundo entero.

Comentó que de acuerdo con datos recabados para sus artículos periodísticos, entre 2001 y 2005 mil 950 mujeres fueron asesinadas en Guatemala; en el 2006 mataron a 665 mujeres.

En Ciudad Juárez, México, van cerca de 500 homicidio contra las mujeres de las maquiladoras. “Lo más sorprendente es que Canadá no está exenta de este fenómeno: en el oeste canadiense han matado a casi 400 indígenas y muchos de estos casos no han sido esclarecidos”.

Ante estos cruentos datos la pregunta hacia las casi 35 asistentes fue: ¿Qué hacemos, cómo apoyamos, cómo creamos conciencia respecto a esta agresión y feminización de la pobreza?

Con la participación de las presentes se concluyó que la mujer hispana en Canadá debe ser más activa, participar en las manifestaciones de apoyo a la mujer y ayudar internacionalmente a otras “compañeras de género”.

Gilda Gómez explicó los servicios que se otorgan en su centro comunitario. Destacó que la educación es una herramienta contra la violencia, pues “para muchas mujeres ésta son los golpes, pero hay muchos tipos de violencia, como la psicológica”.

La trabajadora social recalcó que la mujer debe evitar el círculo de violencia y pedir más ayuda en los centros comunitarios. “Necesitamos una mayor participación de la mujer en programas que nos beneficien a nosotras y nuestras familias”.

Gómez recordó que el actual gobierno conservador de Stephen Harper ha recortado el presupuesto a programas sociales que ayudan a las mujeres y sus familias. Una se las asistentes complementó esta idea diciendo que se han cerrado oficinas de la mujer en varias provincias.

Nelly Taffur, presidenta del Coversatorio de Mujeres, expresó: “Todas las mujeres que estábamos presentes somos mujeres de éxito y dispuestas a tener cambios para bien de nosotras mismas, nuestra familia, sociedad y el mundo en general.

Tal como lo expuso Isabel Inclán en su ponencia sobre la parte histórica de la mujer, hemos sido promulgadoras de los grandes giros que ha dado la humanidad.

En sus exposiciones las panelistas invitaron a las participantes a la crítica, la participación, la contribución y la elaboración de propuestas finales y de peso para competir acorde a la globalización”.

07/II/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más