Inicio Lectura corporal, espacio de aprendizaje y exploración

Lectura corporal, espacio de aprendizaje y exploración

Por Carolina Velásquez

Una forma de observar y reconocer tu estructura es la “lectura corporal”. Puerta que abre un espacio para el aprendizaje y experimentación de quien eres –”yo soy corporal”— a partir del cuerpo.

La capacidad de observación es una herramienta fundamental para enriquecer el autoconocimiento y desarrollo personal, involucra los sentidos –tacto, vista, oído, olfato— los cuales nos brindan información de gran ayuda para darnos una idea inicial –o como punto de partida— para ver lo profundo de ti desde la superficie (Wataru Ohashi, 1995).

Existen varias formas de leer el cuerpo, los elementos que intervienen al realizarla son: la audición: escuchando(te), como si te vieras en un espejo, lo que dicen de ti.

La vista: observando(te) cómo es la alineación de tu “yo soy corporal” en función de los ejes de gravedad (a lo largo y ancho de cuerpo), cortes energéticos (líneas donde se pierde la continuidad de la piel y líneas, marcas, hundimientos, que indican división entre dos o más áreas del cuerpo), postura (forma de estar plantada, áreas de tensión, soporte respiratorio), cicatrices, gestos, pigmentación de la piel, deformaciones o alteraciones en la organización armoniosa y funcional de la estructura del cuerpo (jorobas, piernas encorvadas, desviaciones en columna vertebral, vientre sobresaliente, mandíbula sumida o sobresaliente).

Y, el tacto, sintiendo el grosor en zonas corporales, variaciones en la temperatura y bloqueos energéticos.

A los datos anteriores hay que sumar otros componentes, los cuales según Ken Ditchwald, determinan la composición corporal (Cuerpo-mente, 1983): herencia: información que está con nosotros al nacer, transmitida por mamá y papá y que es, por supuesto, el factor crítico para la formación del cuerpo.

La actividad física: acciones, actividades y encuentros físicos que experimentamos durante nuestras vidas y que moldean el cuerpo.

La actividad emocional y psíquica: resultado de la manera como desarrollamos nuestro carácter, estar en el mundo, la forma como nos relacionamos con los demás y nuestras creencias.

La nutrición: alimentación diaria, factor básico en la creación y conservación del cuerpo.

El medio ambiente: todas las estructuras físicas, sociales y psicológicas dentro de las cuales vivimos.

La adecuada observación e integración de todos estos datos, producto de la lectura corporal, te será de gran utilidad para iniciar un proceso de autoexploración y conocimiento. Como otras veces escribe el resultado en tu Diario del Cuerpo.

[email protected]

2005/CV/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content