Inicio » Noticias » Limitada la contribución del Proigualdad para atender desigualdad

Limitada la contribución del Proigualdad para atender desigualdad

Por Anayeli García Martínez
desigualdad_sandradelossantos_enheduanna

El Programa Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres (Proigualdad), implementado de 2007 a 2017, ha contribuido de manera limitada a atender la desigualdad de género, indica un informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Como parte de la Cuenta Pública 2017, la ASF evaluó la política pública de igualdad de género implementada por el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres); la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

De acuerdo con este informe, aun cuando en esta década se registró una reducción en el índice de desigualdad, las deficiencias en el diseño de la política pública no permitieron implementar en su totalidad el Proigualdad, plataforma que se realiza cada sexenio para concentrar las acciones institucionales que se deben realizar en esta materia.

El informe señala que de 2007 a 2017, el Inmujeres participó en la armonización legislativa, programática y presupuestaria en materia de igualdad, logrando un promedio nacional del 58.1 por ciento de esta armonización.

En 2013 el Inmujeres instaló el Sistema Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres y dio seguimiento al Proigualdad con la recepción de información de 289 entidades públicas federales de un universo de 315, 91.7 por ciento.

Sin embargo, la ASF identificó una reducida capacitación e implementación del Proigualdad por los organismos públicos federales.

En el mismo periodo la CNDH realizó acciones en la materia: de 2007 a 2016, recabó información de la Administración Pública Federal para realizar siete informes especiales; un informe sobre hostigamiento y acoso sexual, y un estudio sobre la igualdad en materia de puestos y salarios; de 2007 a 2017, hizo la Encuesta Nacional en Vivienda en materia de igualdad, y el monitoreo a la política que se centró en la armonización legislativa.

Sin embargo, en 2017 careció de un sistema de información con capacidad para conocer la situación que guardó la igualdad entre hombres y mujeres, pero en 2018 estableció el Atlas de Igualdad y Derechos Humanos.

En esta década México mejoró su posición en el Índice Global de Brechas de Género, ya que pasó del lugar 93 al 81; asimismo, de 2010 a 2017, México avanzó en el Índice de Desigualdad de Género, al pasar de 0.399 a 0.343 puntos en ese lapso.

Sin embargo, la ASF concluye que no se pudo constatar si estos avances son debido a los responsables de la política pública.

Por esto la ASF propuso contar con un reglamento de la Ley General de Igualdad entre Mujeres y Hombres que otorgue certeza jurídica a la actuación de los diferentes actores que intervienen en la política pública, que a la fecha no existe.

Actualmente, el gobierno federal está diseñado el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 (PND), el instrumento del gobierno que definirá los objetivos nacionales del sexenio y por medio del cual se integrará el Programa Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres a implementarse durante los próximos seis años.

19/AGM/LGL

 

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: