Inicio Lo supongo

Lo supongo

Por Cecilia Lavalle

Quítale tantito a éste. ¿No habrá problemas? No, ésos no hacen olas. Y a ése, ¿le mochamos también? ¡No, a ése no, para qué quieres! Mira, a ésos no les hemos quitado nada. Bueno, quítale un poco, pero no mucho. ¿Y a éstos? A ésos sí móchales, pidieron un montón y de todas maneras siempre se andan quejando. ¿Y a éstas? ¡No! ¡Se nos arma una…! Imagino que un método así de científico fue el que más o menos utilizaron en la Cámara de Diputados para definir el Presupuesto de Egresos de la Federación 2004. Claro, no lo sé de cierto –parafraseando al maravilloso poeta Jaime Sabines- pero lo supongo.

¡Cómo! ¿Que en el proyecto presidencial se omitieron los recursos para el programa Arranque Parejo en la Vida? ¿También se omitieron los del combate a la violencia contra las mujeres? ¿Y los de la atención del cáncer cérvico uterino y mamario? ¡Chin!, ni cuenta me había dado. ¿Quién te lo dijo? ¡Tenía que ser una mujer! ¿Y ahora? Imagino que así empezaron la negociación las diputadas de la Comisión de Equidad y Género para conseguir recursos a favor de las mujeres mexicanas. Claro, no lo sé de cierto, pero lo supongo.

¿Ya te enteraste de lo que quieren las diputadas? Dinero para la salud reproductiva, dinero para combatir la violencia, dinero para atender el cáncer de matriz y de mama, dinero para las mujeres presas que viven con sus hijos, dinero para investigar los crímenes de las muertas de Juárez, dinero para las campesinas, dinero… ¡No manches, ha de ser mucha lana! Pos sí, pero a ver tú diles que no. Se nos van a echar encima. Porque a ver, ¿ni modo de decir que no es importante lo del cáncer? Traen estadísticas que señalan que es una de las principales causas de muerte entre las mujeres en edad reproductiva. Y ¿ni modo de decir que lo de las muertas de Juárez no amerita dinero? ¿Na’más te imaginas el escándalo? Imagino que éstos y otros similares fueron los cuestionamientos en la fase de negociaciones. Claro, no lo sé de cierto, pero lo supongo.

Las de la Comisión de Equidad y Género traen unas propuestas, y traen otras las del PRD. ¿Con quiénes nos conviene negociar? Pos está cañón, porque además las de la Comisión quieren blindaje y las del sol azteca quieren aumento a varios presupuestos y traen 36 programas con perspectiva de género. ¿Blindaje? Sí, quieren que los dineros etiquetados para mujeres no se toquen excepto para aumentarlos, o sea no pueden sufrir recortes o reasignaciones. ¿Así de plano? ¡Así están! Y las del PRD, ¿cuánto más quieren? Quieren un aumento de cinco mil millones de pesos a los montos previstos para programas de atención a las mujeres. ¿¡Y de dónde quieren que los saquemos?! Ni preguntes, traen varios planes y uno de ellos plantea el recorte de recursos al presupuesto de la Presidencia para vestuario, atuendos de gala y accesorios personales de Vicente Fox y su esposa. ¡Chin! Imagino que poco más o menos a esto se referían las notas de la agencia de noticias CIMAC cuando señalaban “duras negociaciones” para aprobar mayores recursos en beneficio de las mujeres. Claro, no lo sé de cierto, pero lo supongo.

A ver, apunta: Los montos autorizados para los programas de atención a las mujeres no serán objeto de adecuaciones presupuestarias, salvo en caso de ser incrementados. ¿Es en serio? Pues claro, después de la lana que el año pasado reasignó Luis Pasos para dársela a Provida ¡¿cómo les dices que eso nunca más va a pasar?! ¡Mensas no son! Sigue apuntando: 70 millones de pesos para que la Procuraduría General de la República fortalezca sus investigaciones sobre los más de 300 asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez y otras localidades del país. ¿¡70 millone!? Sí, sigue apuntando: 49 millones del presupuesto destinado a la Secretaría de Seguridad Pública deberá aplicarse en programas de apoyo a las mujeres presas que viven con sus hijos e hijas; 20 millones para mujeres y niñas migrantes en situación de maltrato; para programas de la Secretaría de Salud como violencia contra las mujeres, atención a mujeres con VIH/SIDA, salud reproductiva, detección de cáncer y Arranque Parejo en la Vida: Mil 188 millones de pesos; programas de la Secretaría de Economía y Reforma Agraria dirigidas a mujeres: 600 millones. ¿Y en total, de cuánto fue el aumento a los presupuestos para las mujeres? ¡De dos mil millones de pesos! Imagino que a muchos les dio el supiritaco. Claro, no lo sé de cierto, pero lo supongo.

Lo que sí sé de cierto es que sin las mujeres en la Cámara de Diputados el presupuesto etiquetado para las mexicanas hubiera sido mucho menor, en menos programas, y ni por error estaría blindado. Lo que sí sé de cierto es que los recursos podrán ser insuficientes, pero tengo la impresión que cada vez se genera mayor conciencia y cada vez nuestra voz se hace oír mejor y se hace tomar en cuenta les guste o no a otros. Lo que sí sé de cierto es que habrá muchas diputadas que son machistas, y habrá otras que miran para otro lado; pero, y eso me alegra profundamente, hay algunas con las faldas bien puestas, talentosas, inteligentes y que honran el compromiso con su género. Ellas están marcando la diferencia, y lo seguirán haciendo en los próximos años. Claro, eso no lo supongo, lo sé de cierto.

04/CL/GMT

Apreciaría sus comentarios: cecilialavalle@hotmail.com

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más