Inicio Los anticonceptivos, asunto de seguridad nacional: Uribe

Los anticonceptivos, asunto de seguridad nacional: Uribe

Por Silvia Magally

Los anticonceptivos, al igual que las vacunas, son asunto de seguridad nacional, por lo que a pesar de las restricciones presupuestales su abasto deberá estar garantizado para 2004, aseveró la directora del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva de la Secretaría de Salud (SS), Patricia Uribe.

En entrevista con Cimacnoticias, Uribe adelantó que una de las prioridades del nuevo centro será la atención de la población adolescente, uno de los “focos rojos” del sector salud, como se desprende de los resultados preliminares de la Encuesta Nacional de Salud Reproductiva.

La funcionaria de salud aceptó que en 2003 se registró desabasto de anticonceptivos, por escasez de recursos o bien debido a problemas de planeación, de ahí que este año continuarán las compras coordinadas en los estados, estrategia que el año pasado permitió a 16 entidades el ahorro de 42 millones de pesos.

De acuerdo con información previa de la Encuesta Nacional de Salud Reproductiva –cuyos resultados finales se conocerán durante el primer semestre del presente año-, se registró un incremento en la cobertura de anticonceptivos.

Igualmente, se observó un aumento en el uso de métodos entre los adolescentes; no obstante, las tasas de fecundidad en este sector de la población se han estancado.

Cifras del Consejo Nacional de Población (Conapo) indican que mientras que el número de nacimientos en mujeres de 15 a 19 años en 2000 ascendió a 316 mil, en 2002 se registraron 285 mil alumbramientos, lo cual representan una disminución poco significativa.

Los adolescentes “nos preocupan”, comentó la funcionaria, quien hizo notar que el uso de anticonceptivos en adolescentes menores de 20 años en 1976 era del 14.2 por ciento; en 2000, aumentó a 47.9 por ciento, mientras que en 2002 se elevó al 49.9 por ciento, sin embargo, este porcentaje continúa siendo insuficiente.

Si bien una de las prioridades del recién creado Centro Nacional de Equidad de Genero y Salud Reproductiva será la población adolescente, también articulará todos los programas del sector dirigidos a la atención de la salud femenina a través de sus tres direcciones: Equidad y Género, Salud Materno y Perinatal y de Planificación Familiar, que conservarán las mismas líneas de acción establecidas para el sexenio congruentes con las metas de El Milenio y El Cairo.

Otra de las estrategias será el fortalecimiento del programas Arranque Parejo en la Vida, para disminuir el número de muertes maternas en el país, especialmente en las zonas más marginadas. En la actualidad ocurren mil 200 muertes cada año, relacionadas con el embarazo, muertes que también derivan del aborto.

En cuanto al aborto, Patricia Uribe sostuvo que definitivamente el sector lo descarta como método de planificación familiar, aunque reconoce que se trata de un problema de salud pública.

Es necesario, dijo, tomar ciertas medidas para garantizar que una mujer que presenta un aborto cuente con servicios seguros y de igual forma tenga acceso a la interrupción de su embarazo cuando así lo permita la ley.

En estos casos, informó que Aspiración Manual Endouterina (Ameu) recomendada por la Organización Mundial de la Salud, continuará siendo la principal estrategia que utilizará el sector para ofrecer a las mujeres.

En cuanto al combate del aborto clandestino, Patricia Uribe propuso una cobertura adecuada de métodos de planificación familiar e insistió en la necesidad de disminuir la demanda insatisfecha de anticonceptivos.

Informó que durante el año pasado la Secretaría de Salud reportó 68 casos de aborto, aunque también se refirió a las estimaciones de las organizaciones de la sociedad civil, que calculan que al menos cada año se registran 800 mil abortos en el país.

Refrendó el compromiso de la SS en cuanto a la salud reproductiva, igualmente para la atención de las mujeres embarazadas con VIH, de tal forma que se promoverá la realización de la prueba de sida en mujeres gestantes.

El centro también se abocará a la prevención de muertes de mujeres por cáncer cérvico uterino, agregó Uribe, tras señalar que más del 30 por ciento de las mujeres afectadas viven en zonas pobres y marginadas.

Las últimas estadísticas revelan que en 2001 murieron en el país cuatro mil 486 mujeres por cáncer cérvico uterino, mientras que la prueba para su detección solamente cubre al 33 por ciento de los 26 millones de mujeres de 25 años o más, siendo la meta una cobertura del 80 por ciento para el 2006.

En el caso del cáncer mamario, vinculado con los estados de mayor desarrollo, donde las mujeres retrasan su fecundidad, las cifras arrojan tres mil 592 defunciones en 2001.

Dentro de las líneas de acción de Centro de Equidad de Género y Salud Reproductiva figura también el combate a la violencia y la implementación de medidas concretas para la atención de este fenómeno dentro de los servicios de salud, dada la magnitud del problema, según revelan las encuestas recién realizadas acerca de la violencia familiar.

04/SM/GMT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más