Inicio Los colores

Los colores

Por Juana Eugenia Olvera*

Existe algo en la sabiduría popular cuando nos habla de colores, por ejemplo se dice de alguien que se enoja: "se puso verde de coraje", o "estaba blanco de miedo". Y así sucesivamente.

En la actualidad se ha investigado la influencia del color de la habitación en las personas que las habitan. Así se llegó a la conclusión de que un color verde suave ayuda en la recuperación de la salud, por lo que muchos hospitales han puesto diferentes tonos de color verde en las habitaciones.

Hace tiempo me tocó revisar una casa donde la madre, junto con sus hijos, tenía etapas agudas de depresión. Si bien habían sufrido una serie de eventos difíciles, no era para tanto, dado que hasta los hijos pequeños solían dormir de más, sin salir a jugar.

Cuando llegué a la casa me di cuenta de lo que pasaba. Toda la casa estaba pintada de negro, los muebles eran negros, si bien por la ascendencia oriental de la familia, pero integrados a toda esa negrura lo negativo se había apropiado de ellos.

Obviamente lo primero que recomendé fue cambiar el color, abrir ventanas y dejar que el sol llenara la casa. En un lapso pequeño, dejaron el encierro. La madre consiguió un trabajo y pronto la familia retomó su vida productiva.

Sabemos pues que hay colores cálidos, fríos y neutros. Hay pautas de cuáles son los colores adecuados para cada espacio y lugar.

Hay colores estimulantes y colores deprimentes, por lo que sin duda es preciso antes de pintar un lugar, saber para qué va a ser utilizado y sobre todo platicar con la persona que lo vivirá y aunque los jóvenes que lo habiten quieran ir con la moda de los colores negros, dialogar con ellos y explicar la influencia que recibirán del color que elijan.

ROJO

Es un color fuerte, yang, estimulante, por analogía tiene que ver con Marte, el dios de la guerra. Si en general es para una casa de una familia pasiva, puede recomendarse pintar una pared de un pasillo para introducir cierto dinamismo a la familia. Por ejemplo cuando las personas son temerosas, inseguras, que no se atreven a iniciar nada, el rojo vivo podrá serles de utilidad.

En estudios realizados en algunas universidades norteamericanas se comprobó que cuando los atletas observaban una lámpara de color rojo su fuerza aumentaba 13.5 por ciento, y la actividad eléctrica de sus músculos era de 5.8 por ciento más. Esto llevó a los científicos a comprobar que el color rojo activa y aumenta la fuerza física.

Desde luego no debe emplearse en un dormitorio (a pesar que el feng shui lo recomienda en estos espacios), ya que impide el descanso. A menos de que las recámaras sean utilizadas únicamente para la actividad sexual o si se desea generar un espacio para combatir.

Si estás dentro de un régimen alimenticio para perder peso, el rojo es el color menos adecuado, dado que abre el apetito y mantener una dieta en este campo es imposible. Si tienes un área para hacer ejercicio, el rojo es el color adecuado, sobre todo si se emplea un rojo carmesí o escarlata y se evitan los tonos rojos obscuros.

NARANJA

Este color es netamente el de la alegría, dado que es cálido, estimulante, pero sin la fuerza del rojo. Este color incita a reuniones amigables, divertidas.

Se dice que es el color de la alegría de vivir: cuando estamos conformes con la vida y vemos su lado positivo, la generosidad, el equilibrio emocional, el entusiasmo y un sentido de fraternidad.

Si en nuestra casa contamos con un espacio definido para organizar reuniones será muy conveniente utilizar la base del color naranja en sus paredes, o bien si las paredes son blancas, adornarlas con cuadros donde predomine el color naranja.

AMARILLO

Hubo una etapa en la que adjudicaba este color a la cobardía. En Norteamérica dentro de la juventud en los años 50, a los jóvenes que no les gustaba pelear entre sí se les decía "chicken" porque se aludía al color amarillo de los pollitos.

Poco a poco se fue descubriendo que el amarillo es un estimulante cerebral. Muchos estudiantes saben que si subrayamos un texto con el marcador amarillo éste permanecerá en nuestra memoria. Si bien este color se emplea para un salón de clases, puede disparar también la capacidad contestataria de los alumnos.

Se dice que el amarillo es excelente en un despacho, sala de estudios, lugares para dar asesorías, dado que el amarillo hace sentir a las personas mentalmente edificadas, capaces de mantener la conversación, con ideas claras. Un comedor, la cocina, incluso la habitación de un niño pequeño, ya que el amarillo estimula los procesos mentales.

*Narradora oral, astróloga y terapeuta.

12/JEO/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content