Inicio Los Demonios en el Edén mexicano

Los Demonios en el Edén mexicano

Por Gladis Torres Ruiz

En México se estima que cerca de 80 mil niñas y niños son víctimas de la ESCI, cifra inexacta ya que este delito ocurre en la clandestinidad y la ilegalidad, pues a decir de la ONU va acompañado de la trata de niñas y niños.

Lo anterior quedó de manifiesto en el informe del relator especial de la ONU, Juan Miguel Petit, sobre venta de niños, prostitución infantil y utilización de menores en la pornografía presentado este mes en la Ciudad de México. Para su elaboración se entrevistó con autoridades de los tres niveles de gobierno y con ONG de Guadalajara, Tijuana, Ciudad Juárez y Distrito Federal (DF).

Petit constata que la suma de ineficacia, mala capacitación, corrupción, falta de adecuados protocolos de reglamento y monitoreo, que permanecen en diversos organismos policiales y municipales encargados de asegurar que no existan menores de edad explotados, favorecen la acción de los explotadores.

La ESCI de niñas y niños en México, especialmente en la frontera, en las zonas de gran turismo y en las grandes ciudades, puede volverse una pandemia fuera de control, advierte.

En el informe, resultado de su visita a México en 2007, detalla que aunque las situaciones pueden variar, los testimonios de menores de edad explotados sexualmente coinciden, al señalar la corrupción y desidia policial como una de las causas principales para que la trata se desarrolle.

Lejos de ser una modalidad rústica o espontánea de delincuentes aislados, está vinculada con el crimen organizado y circuitos clandestinos del mercado sexual, dice: “La abundancia de dinero que generan y las conexiones corruptas con diversos estamentos del sector estatal facilitan su desarrollo y vuelven con frecuencia una tarea imposible la persecución de los infractores”.

FRONTERA

En el Módulo de recepción, atención y canalización de menores migrantes, en el puesto fronterizo con EU, llegan diariamente entre 10 y 20 menores de edad repatriados sin acompañamiento adulto, refiere el informe.

No obstante, aclara, el estudio de casos de menores de edad que ingresaron irregularmente en territorio mexicano y son deportados es insuficiente.

Petit refiere las situaciones que se viven en la frontera norte de México, “de extremo riesgo para la infancia”, puesto que tratantes, traficantes y polleros los pasan para reunirlos con sus familias o para entregarlos a explotadores.

A pesar de que muchos requieren protección internacional (huyen de la pobreza, grupos criminales, violencia y abandono familiar y social) son devueltos a países donde no existen redes de protección adecuada, no estudiándose debidamente su futura reinserción, expuestos a nuevos riesgos de trata.

En la frontera con EU está el puesto fronterizo Tijuana-San Isidro, se calcula cruzan aquí diariamente 150 mil personas de manera legal.

En Tijuana, dice el informe, la venta de alcohol y la ESCI desempeña un papel relevante en la economía. En los últimos años se incrementó el consumo de drogas y la violencia, aumentando la vulnerabilidad y la posibilidad de que niñas y niños puedan ser víctimas.

Alrededor de bares y centros nocturnos, la infancia participa en la ESCI y otros negocios: casas de masaje, salones de belleza, spas, agencias de acompañantes o modelos, donde proporcionan servicios sexuales. Operan al margen de la Ley, se ignora el número que trabaja y en qué condiciones. Dejan ver la existencia de un mercado sexual de gran magnitud y con conexiones internacionales, indica Petit.

En Ciudad Juárez diariamente llegan 300 personas con la intención de atravesar la frontera con EU o de obtener empleo en la industria maquiladora que se caracteriza por la contratación de mujeres jóvenes y menores de edad. Mano de obra más dócil, menos conocedora de sus derechos y menos proclive a reclamos, señala el informe.

Algunas de estas jóvenes fueron reclutadas para el comercio sexual luego de intentar trabajar en la maquila y constatar que su salario no les permitía hacer frente a sus necesidades, sobre todo cuando son madres.

En este sector han ocurrido gran parte de los más de 200 asesinatos de mujeres, seguidos a su violación y vejación, de 1993 a la fecha en Ciudad Juárez.

DF Y GUADALAJARA

En el DF abundan menores de edad en situación de calle, en su gran mayoría en algún momento de su vida son víctimas de abuso sexual, indica el informe.

Organizaciones sociales estiman que cerca de dos mil 500 niñas y niños caen en el mercado de la ESCI y se observa un aumento de la prostitución infantil en la Ciudad de México, en particular de niñas procedentes del sur.

Petit hace énfasis en la venta de pornografía, una muestra del poco control policial tanto para controlar la ESCI de niñas y niños en espacios públicos como la oferta de materiales pornográficos con actos de abuso y explotación.

En Guadalajara, capital de Jalisco, existen grupos de niñas y niños que son explotados sexualmente, dice.

Hay menores de edad en situación de calle, cerca de 2 mil trabajando en espacios públicos, y 400 habitan de manera regular en estos espacios: parte se prostituye de manera ocasional y alrededor de 80 lo hacen como modo de vida.

En esta ciudad hay un Centro de atención especializada en víctimas de explotación sexual comercial infantil y sus familias, primero en su tipo en México

MÁS DE LO MISMO

En 1997, la primera relatora especial sobre venta de niñas y niños, prostitución y pornografía infantil, Ofelia Calcetas Santos, hizo recomendaciones al gobierno mexicano, destacando como prioritario tener firme voluntad política para combatir este flagelo.

Destacó falta de estadísticas y datos sobre las dimensiones del problema. “No es una excusa para no aplicar medidas de prevención e intervención”, destacó.

En 2006, el Comité de los Derechos del Niño recomendó hacer un estudio para determinar causas, naturaleza y magnitud de la trata infantil practicada con diversas finalidades, en particular la ESCI y aplicar programas apropiados para asistir y reintegrar a la niñez víctima de la ESCI, como indica la Declaración y Programa de Acción y en el Compromiso Mundial, aprobados en los Congresos Mundiales contra la ESCI de niños en 1996 y 2001.

Once años después la trata de menores de edad continúa.

08/GT/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content