Inicio Los DH no son abstractos, son caras de mujeres, hombres y niños

Los DH no son abstractos, son caras de mujeres, hombres y niños

“Los pueblos que resisten, sobreviven”, con esta frase resumió el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, su llamado por que sea la acción de las sociedades del mundo la que pugne por el respeto a los derechos humanos, que han sido sistemáticamente fracturados por el Estado y por el poder capitalista.

A pesar del panorama desolador que reflejó en su ponencia vía satélite, ofrecida en el Forum Universal de las Culturas, Pérez Esquivel dijo que el único camino para revertir la pobreza, el despojo, la violencia, la discriminación, es la educación de los pueblos, pero también la resistencia social, cultural, política y espiritual.

Dijo que hay un agotamiento de las políticas que excluyen a los pueblos, y ante esa situación las comunidades son las protagonistas de los cambios, citando como ejemplos los movimientos campesinos de Brasil, México, Colombia, India, y algunas regiones de Asia y África.

El actual presidente del Consejo Honorario del Servicio de Paz y Justicia en América Latina señaló que los derechos humanos son valores indivisibles de la construcción democrática, y que sin ellos no se puede construir una nueva sociedad.

Criticó el modelo capitalista liberal que ha despojado a las naciones de su riqueza con total impunidad y a costa del desarrollo de las comunidades.

“El libre mercado significa hoy la apropiación de los recursos y la exclusión del ser humano, y si no ponemos remedio los mil 800 millones de pobres continuarán aumentando”.

El Premio Nobel de la Paz 1980 hizo un llamado a poner límites y reclamar políticas sociales y ambientales que garanticen el desarrollo de los pueblos, el cual no significa mayor capital, sino bienestar para la población.

Consideró que hay que revisar los derechos humanos, para abordarlos desde la integralidad, plantearnos incluso la misión de las estructuras de la ONU, su democratización, pues se viene trabajando con pactos, convenciones, acuerdos, pero no son respetados los derechos humanos.

Otro punto, de acuerdo al análisis de Pérez Esquivel, es la revisión de la democracia en el mundo, no solo de las dictaduras, pues la democracia es equivalente al derecho a la igualdad para todos, a que no falte un plato de comida en un hogar, al derecho a la salud, a la educación. Esa es la democracia, dijo.

Tenemos un gran déficit democrático en el sentido de que éste significa el poder del pueblo, agregó, y tenemos que trabajar para superar la dominación: es la lucha por la libertad, es la lucha por un mundo nuevo.

También dijo que hay que ponerles rostro a los responsables de la explotación en el mundo que son las trasnacionales, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo, el Club de París.

“No hay que hablar en abstracto, ellos son los responsables de la pobreza del mundo, y responsables los gobiernos por permitir esa forma de dominación. Así como tampoco los derechos humanos no son abstractos, son las caras de mujeres, hombres y niños que cuestionan por sus derechos”, puntualizó, en la inauguración de la semana Derechos Humanos y Justicia, que inició este martes en el Forum.

07/JMN/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más