Inicio Los embarazos continuos ponen en peligro la vida de la madre

Los embarazos continuos ponen en peligro la vida de la madre

Por Silvia Magally

Investigaciones hechas en 18 países de América latina revelan que si las mujeres y las parejas espaciaran a tres años los nacimientos de sus hijos, la mortalidad perinatal en la región disminuiría 14.1 por ciento y se evitarían 14.4 por ciento muertes perinatales cada año.

Los datos del Centro Latino Americano de Perinatología en Uruguay (CLAP), que abarcó dos millones de casos de los diferentes países de la región –incluido México– muestran que en mujeres cuyos nacimientos tienen menos de 15 meses de espaciamiento las probabilidades de muerte materna son 2.54 veces mayores a las que tienen un espacio de 27 a 32 meses entre cada embarazo.

Según el estudio, las adolescentes entre los 15 y 19 años de edad representan además 80 por ciento del grupo en mayor riesgo; además, se probó que los espacios intergenésicos (cortos) son de alto riesgo para la madre y el niño. Curiosamente estudios hechos en Estados Unidos han tenido resultados similares.

También se encontró que el embarazo en adolescentes está asociado a los resultados adversos de mortalidad y morbilidad para la madre y el niño, lo mismo que los riesgos más agudos afectan a las adolescentes de menos de 15 años.

Por otro lado encuestas demográficas de salud, levantadas en 18 países de Asia, África, América latina y el Medio Oriente analizan la relación entre el espaciamiento intergenésico y las condiciones de neonatos, infantes y niños. El resultado al que llegaron es que los nacidos después de un intervalo de menos de 36 meses tienen mayores probabilidades de morir.

Con estos estudios, se ha podido demostrar que la menor tasa de mortalidad perinatal está relacionada a intervalos intergenésicos de 36 a 47 meses; lo mismo que la menor tasa de abortos ocurrió con intervalos intergenésicos de 24 a 35 meses, y la menor tasa de muerte fetal se presentó con intervalos de 36 a 47 meses.

De la misma manera, William Jansen, de la Universidad de Carolina del Norte, ha investigado datos de 15 países en desarrollo también de África, América Latina, Asia y el Medio Oriente en los que revelan que la demanda para espaciar nacimientos representa del 25 al 75 por ciento de la demanda total de planificación familiar.

Jansen encontró que para las mujeres menores de 30 años la necesidad de usar anticonceptivos está relacionada casi totalmente con la necesidad de espaciar el nacimiento de sus hijos. Sin embargo, las mujeres que desean espaciar nacimientos representan del 50 al 90 por ciento de la demanda no satisfecha de servicios.

Las diversas investigaciones han determinado que es necesario informar a las mujeres y a los varones desde jóvenes sobre los riesgos que implican su decisión de embarazarse.

Asimismo determinaron que debe reforzarse el conocimiento de los proveedores de salud para que eduquen a sus pacientes, además de que es necesario que los organismos internacionales y los gobiernos nacionales adopten una nueva norma para el espaciamiento intergenésico de tres a cinco años.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más