Inicio Los hombros, tu energía de acción más íntima

Los hombros, tu energía de acción más íntima

Por Carolina Velásquez

Desde los hombros, por ambos lados del cuello, el cuerpo humano se extiende a través de los brazos, manos y dedos, expresando la parte más interna de la energía de acción de una persona: si estamos haciendo o no lo que realmente queremos.

La forma, movimiento y uso de esta parte de nuestro “yo soy corporal” nos hablará de la capacidad –muy particular y profunda– de cada quien para dar y recibir, estirar (abrir) y protegerse, sujetar y empujar.

El peso y la responsabilidad del mundo lo cargamos en los hombros, lugar que expresa la energía que surge del corazón y sale (se muestra) en un abrazo o una caricia, espacio también donde está nuestro deseo de crear y realizar.

No reconocer este mundo emocional y reprimirlo nos puede llevar a un conflicto que tensará los hombros y los hará rígidos deformando músculos y huesos (Debbie Shapiro, Cuerpo-mente. La conexión curativa, 1991).

Por su forma, Shapiro relaciona a los hombros con distintas actitudes y sentimientos, lee con cuidado y, como en otras ocasiones, colócate frente a un espejo, sin ropa, anota lo que observes, toma el tiempo que necesites.

Tener la cabeza metida entre los hombros, puede mostrar que cargas los problemas de la vida y/o sientes culpabilidad por algo del pasado.

En hombros tensos, erguidos y rígidos, probablemente hay miedo y ansiedad.

Si los hombros están hacia atrás con el pecho salido, quizá estás esforzándote en mostrar una “gran fachada”, aún cuando tu espalda esté débil y deformada.

Si hay tensión, ¿es igual en ambos lados? Checa si hay más del lado derecho (masculino, relacionado con la expresión de la agresividad y/o autoridad) o del izquierdo (femenino, relacionado con los aspectos receptivos y creativos).

Y recuerda que los hombros son, de acuerdo con Shapiro, un medio de expresión de las actitudes personales: encogerse de hombros (qué me importa o no saber qué hacer ante algo), volver la espalda cuando no queremos saber de alguna persona o situación, adelantar un hombro (invitación a veces sexual).

¿Cuál es la tuya? Escríbela en tu Diario del Cuerpo.

Periodista mexicana. [email protected]

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content