Inicio Los homicidios de mujeres en Oaxaca, una lectura crítica

Los homicidios de mujeres en Oaxaca, una lectura crítica

Por Soledad Jarquín Edgar

Hay muchas maneras de morir y en ellas se expresan las formas de vida que han tenido las mujeres en el Estado de Oaxaca. Las muertes por violencia son una manera terrible de recordarnos que las inequidades de género están presentes en nuestra vida como un signo de la discriminación hacia la mujer, al igual que las muertes relacionadas a la maternidad, incluido el aborto; la mayoría de dichas causas afecta mayoritariamente a mujeres pobres.

Las cifras de la violencia intrafamiliar y de homicidios de mujeres en el estado, carecen de un registro unificado y confiable.

Si bien las encuestas nacionales arrojan alarmantes cifras de violencia contra la mujer en la entidad, no ha habido esfuerzo para crear un registro estatal único de los hechos de violencia de género, ni hay una sistematización de la información que las propias dependencias de manera fragmentada tienen. Esto es evidente con relación a las mujeres asesinadas y las cifras oficiales obtenidas de este año así lo confirman:

La Procuraduría General de Justicia del Estado registró 14 casos; la de la Defensa del Menor, la Mujer y la Familia del DIF: 19 y de acuerdo con una revisión hemerográfica del Colectivo Huaxyacac en dos periódicos locales se contabilizaron 30 casos, hasta el martes 23 de noviembre de 2004.

Según el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática en 1999 la tasa de homicidios en Oaxaca era de 4.62; para el 2000 fue de 4.43; en 2001, fue de 3.26, y en 2002 alcanzó la tasa de 3.38 muertes. En esos cuatro años un total de 281 mujeres perdieron la vida en actos criminales.

Otra fuente de información correspondiente a la Secretaría de Salud, en el 2001 reporta la tasa de homicidios de mujeres en Oaxaca fue de 4.3, ubicándose en el tercer lugar en el ámbito nacional.

De manera más específica, estudios existentes de homicidios por municipios en Oaxaca alertan de manera grave la situación en la entidad. Según un estudio de la Comisión Mexicana de Derechos Humanos, varios municipios de Oaxaca ocupan las tasas más altas de homicidios de mujeres en el país.

Según la investigación de ese organismo, de las siete entidades con mayor incidencia destacan México (7.47), Oaxaca (5.88) y Guerrero (5.58), con tasas del 130 por ciento, 81 por ciento y 72 por ciento, por arriba de la tasa nacional.

En las ocho regiones de Oaxaca se registra una alta incidencia, sin embargo en las regiones de la Costa, Sierra Sur, Istmo y Papaloapan más del 50 por ciento de los municipios corresponden a la categoría de alta incidencia de homicidios de mujeres.

De acuerdo con esta misma investigación: “De los 100 municipios con la tasa promedio anual más elevada de homicidios de mujeres, 81 de ellos corresponden al estado de Oaxaca, entidad predominantemente rural e indígena”.

Asimismo, de los 10 primeros lugares, nueve pertenecen a Oaxaca; de los 20 primeros, 19 corresponden al mismo estado y a éste tocan 45 municipios de los primeros 50 de mayor incidencia.

En 26 municipios (25 de ellos corresponden a Oaxaca) tienen tasas de 10 o más veces por encima de la tasa nacional promedio. En 173 municipios (109 de ellos de Oaxaca y 33 al Estado de México) hay tasas tres o más veces superiores a las nacionales y que, por ende, superan a lasa tasas de cualquier país (ninguno tiene tasas por encima de 9.75 homicidios por cada 100 mil mujeres).

Si bien los datos anteriores y su posterior análisis de la situación indígena y de usos y costumbres en Oaxaca, merecen una amplia revisión y discusión, sobretodo en las correlaciones estadísticas y ajustes de tasas de incidencia a municipios de menos de 100 mil habitantes destaca la gravedad de la situación de violencia en Oaxaca y la complejidad del contexto cultural y socioeconómico para su explicación.

Un aspecto crucial en el análisis estadístico de los homicidios de mujeres en Oaxaca es que ellas son la expresión extrema de los diversos tipos de violencia de género contra las mujeres, expresada en las altas tasas de incidencia de violencia de la pareja y de la violencia sexual.

Según datos de la Encuesta Nacional sobre Violencia contra las Mujeres 2003, Oaxaca obtiene los siguientes lugares:

Mujeres que sufrieron violencia con la pareja de por vida: primer lugar con 10 puntos por ciento arriba de la prevalencia nacional. Mujeres que reportaron algún tipo de violencia alguna vez en la vida: primer lugar nacional. Prevalencia de violencia sexual contra las mujeres alguna vez en la vida: primer lugar y con 10 puntos arriba de la nacional.

También hay que agregar que la violencia hacia las mujeres se da en un contexto de violencia generalizada por conflictos políticos y por recursos que también deja un saldo grave de muertes de hombres; es decir, la violencia de género se da en un contexto de violencia social en el Estado, sin embargo, las causas de la violencia hacia las mujeres tiene claros tintes de discriminación de género, y cuyos homicidios están relacionados en gran medida a su papel en el trabajo domestico, la sexualidad y la participación política.

2004/SJ/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más