Inicio Los límites de la libertad de expresión en Yucatán

Los límites de la libertad de expresión en Yucatán

Por Eugenia Montalván Colón

El procurador de Yucatán, Miguel Ángel Díaz Herrera, demandó judicialmente a 15 reporteros por hostigamiento, denunció la periodista Socorro Chablé recién galardonada con el premio estatal de periodismo por la categoría única de reportaje, en medios impresos.

Durante el Foro de análisis de legislación en materia de comunicación y acceso a la información, efectuado la semana pasada en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, la periodista comentó que el supuesto hostigamiento por el que el funcionario demandó a los reporteros, incluida ella, en realidad ocurrió cuando éstos cumplían con su trabajo intentando entrevistarlo.

Por considerar la denuncia una arbitrariedad injustificada, comentó a los colegas asistentes al foro, ella y los afectados ya habían entablado su queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Otro caso denunciado por la periodista y donde se refleja el desconocimiento que los funcionarios de la entidad tienen acerca de la libertad de expresión es el de la secretaria de Turismo, Carolina Cárdenas, quien critica a los reporteros por su apariencia y su manera de vestir; incluso llega al extremo de sugerirles a los reporteros que para los actos oficiales vistan traje regional y a las reporteras terno.

En opinión de la reportera, casos como los anteriores ocurren porque los funcionarios públicos carecen de mecanismos para establecer una buena relación con los periodistas y no saben cómo hacerles llegar la información que se requiere para cumplir con el trabajo que se les demanda.

El hecho evidenciado por Chablé respecto de la denuncia del procurador Díaz Herrera se debió a que, cuando en pleno ejercicio de su trabajo los reporteros lo abordaron para entrevistarlo, el funcionario los eludió con el apoyo de su escolta provocando un enfrentamiento.

El resultado es que, luego de haber ordenado la agresión física contra los reporteros, Díaz Herrera resultó ser la víctima. “Los periodistas tenemos que demandarles a los funcionarios el respeto que nos merecemos”, asegura enfática la reportera también afectada con la demanda.

Desde su punto de vista la solución sería marcar una sana distancia entre reporteros y funcionarios para que cada uno ocupe el lugar que le corresponde, pues las “confiancitas” que en ocasiones se dan no permiten establecer relaciones respetuosas.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más