México, equipado en derechos humanos: ONU

DERECHOS HUMANOS
   Reconoce Alta Comisionada la voluntad institucional
México, equipado en derechos humanos: ONU
Por: Karina Castillo
Cimac | Puebla.- 30/06/2005

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Louise Arbour, aseguró que México está equipado a nivel institucional para atender los problemas de garantías fundamentales.

En conferencia de prensa conjunta con el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Luis Ernesto Derbez, la funcionaria de la ONU destacó que en México existe la voluntad para atender de manera abierta las carencias en la materia, muchas de las cuales están pendientes desde tiempo atrás. Luego de una reunión en la sede de la SRE, donde participaron también el secretario de Gobernación, Carlos Abascal Carranza, y el procurador general de la República, Daniel Cabeza de Vaca, Arbour se refirió al tema de la migración y expresó que es uno de los problemas más agudos a los que se enfrentan las relaciones Norte-Sur.

En ese sentido, instó a los gobiernos de México y Estados Unidos a estar en sintonía con la necesidad de respetar los derechos humanos de mujeres, niños y hombres migrantes, "que se encuentran en terribles circunstancias a menudo con ninguna culpa propia".

El tema de la migración, expuso, no debe verse únicamente desde la perspectiva de la procuración de justicia o de la economía, sino también desde la óptica de los derechos humanos.

En el problema de derechos de trabajadores migrantes la ONU históricamente ha sido particularmente débil, pues la oficina de derechos humanos no ha tomado un liderazgo en el tema y por el contrario "hemos tenido muy poca capacidad para atenderlo", reconoció.

Destacó la participación proactiva de México en los temas de derechos humanos internacionales y su liderazgo en la agenda de la reforma de la ONU, particularmente en la comisión respectiva.

Recordó que México ha sido el patrocinador de varias resoluciones importantes en la Comisión de Derechos Humanos, incluyendo crear el mandato para un relator especial en cuanto al respeto a las garantías fundamentales en la lucha contra el terrorismo y los derechos de las personas con capacidades diferentes.

También mencionó la ratificación de tratados internacionales, entre ellos el Estatuto de Roma y el Protocolo Opcional de la Convención contra la Tortura.

No obstante, precisó que la ratificación de tratados no es suficiente para que un país cumpla sus obligaciones en materia de derechos humanos.

"No quiero darles la impresión de que estoy emitiendo un veredicto de que todo está bien en los derechos humanos en México, esto sería sobreestimar las cosas", comentó.

Aclaró que existen dos sectores en los que se requiere más compromiso en México: los derechos de las poblaciones indígenas y la atención a la violencia contra las mujeres.

Además existen problemas reconocidos en procuración de justicia y en la conducta de las fuerzas policiacas, aunque esto se da en todo el mundo.

Los gobiernos deben reconocer que tienen que lidiar con problemas como la violencia y la desigualdad en la distribución de la riqueza entre los grupos con más desventajas, agregó. Por separado, ante legisladores, Louise Arbour manifestó su preocupación por la violencia contra las mujeres y adelantó que la oficina a su cargo contribuirá para tratar de acabar con los homicidios contra féminas.

Arbour estuvo en la sesión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión y luego se reunió con la Comisión de Derechos Humanos del Senado, donde dijo que resolver los homicidios contra mujeres en Ciudad Juárez, Chihuahua, es uno de los desafíos más importantes que tiene México.

Pidió a los integrantes de la comisión que encabeza el senador Sadot Sánchez Carreño que todas las leyes mexicanas "estén abiertas" a posibles modificaciones para reforzar el respeto a los derechos humanos.

Subrayó que otro desafío que México tiene es evitar que la impunidad, en todos los niveles, sea la constante, por lo que urge promover la defensa de los derechos humanos.

En el encuentro, Arbour expresó su beneplácito por la ratificación del Estatuto de Roma por parte de México, "que es más que un gesto simbólico", así como por la abolición de la pena de muerte en el país.

En ese marco, el senador Sadot Sánchez pidió a Arbour su apoyo para que Estados Unidos respete el fallo de la Corte de Justicia Internacional de La Haya, en el sentido de que se revisen los procesos de 51 mexicanos condenados a muerte en ese país.

05/KC/GM